[ANIVERSARIO DE LA REVUELTA SIRIA]

´Palabras, solo palabras´

La mayoría de países de la región y también de Occidente, están horrorizados por la brutalidad del régimen, pero por ahora no quieren una intervención directa.

Para los libios, el primer aniversario de su revolución fue un día de fiesta. Pero no así para los sirios, ya que su aniversario se vio ayer ensombrecido por la fuerza de los tanques. Desde hace un año, los sirios intentan derrocar al presidente Bashar al Assad con una revolución que se ha visto aplastada por los tanques del Ejército. Hasta ahora, no han conseguido nada, pero el precio que la insurgencia está pagando es alto: cada día hay decenas de muertos.

La mayoría de países de la región y también de Occidente, están horrorizados por la brutalidad del régimen, pero por ahora no quieren una intervención directa. “Han condenado al régimen con muchas palabras y deseado la victoria del pueblo, pero hasta ahora solo hubo palabras, palabras y más palabras”, señaló un grupo opositor con motivo del aniversario del levantamiento popular.

En la ciudad de Daraa, donde en marzo de 2011 se dispararon los primeros tiros contra los manifestantes, la gente volvió a salir ayer a la calle para exigir la caída del régimen, mientras en otras partes del país se reportaron combates y nuevas masacres.

No se trata de Al Assad como persona, pues para ellos solo es una figura simbólica. Se trata más bien de destruir la red levantada por su padre Hafez al Assad de espías, funcionarios del servicio secreto y torturadores, que controla el país desde hace décadas. “Todo el que haya caído alguna vez en manos de la policía secreta siria está dispuesto a luchar por la caída del régimen”, afirma un activista que estuvo encarcelado y al que se le prohibió salir del país durante varios años.

Meses después del inicio de la revuelta, un teniente de alto rango del Ejército sirio y uno de los primeros desertores del Ejército, contó cómo había vivido los primeros acontecimientos sangrientos de la revolución.

Contaba cómo miembros de los servicios secretos dispararon contra los propios soldados durante una manifestación en Daraa, con el objetivo de hacer creer a los militares que los manifestantes eran en realidad extremistas armados. Y el plan funcionó al principio. Pero la cifra de sirios que se tragaron las mentiras de la maquinaria propagandística estatal ha ido cayendo al paso de los meses.

“Es difícil decir cuánta gente sigue apoyando a Al Assad, pero se calcula que alrededor de la mitad de los sirios ha pasado mientras tanto al lado de los revolucionarios”, considera un ciudadano extranjero que abandonó Damasco hace unas semanas por motivos de seguridad. “Alrededor de una cuarta parte de la población apoya al régimen, mientras el resto está en casa y solo tiene miedo”.

En el lado árabe, las monarquías del golfo Qatar y Arabia Saudí pidieron que se arme a los desertores, pero muchos opositores siguen esperando.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código