[ESTADOS UNIDOS]

Peligra la legalización de la marihuana

Para 2020, la venta legal de marihuana rebasaría los 20 mil millones de dólares anuales en Estados Unidos, siempre y cuando el nuevo procurador de Justicia no interrumpa el negocio.

Temas:

Peligra la legalización de la marihuana Peligra la legalización de la marihuana
Peligra la legalización de la marihuana

Al procurador de Justicia estadounidense, Jeff Sessions, la marihuana le parece solo un poco menos terrible que la heroína. Tan convencido está del daño que hace, que la semana pasada le ordenó a los abogados del Departamento de Justicia que hagan una evaluación del incumplimiento de las políticas federales sobre la marihuana y le manden sus recomendaciones.

Es evidente que el propósito inicial de esta revisión no es otro que construir un argumento legal para desechar el memorando escrito durante la administración del presidente Barack Obama, que le otorgaba flexibilidad a los estados para aprobar leyes sobre el uso legal de la marihuana. En 2012, cuando en los estados de Washington y Colorado los votantes aprobaron leyes que despenalizaban la posesión de marihuana, Obama declaró que “no tendría sentido que consideráramos prioritario perseguir a los usuarios de marihuana para fines recreativos, de aquellos estados que han decidido que su posesión es legal”. De esta forma, el presidente Obama intentaba resolver, aunque a medias, la contradicción de tener una ley federal que penalizaba el consumo de esta droga y leyes estatales que lo permitían. Frente a la duda, Obama optó por el famoso laissez faire, laissez passer, dejar hacer, dejar pasar, aunque dijo que en su opinión “el consumo generalizado de las drogas no es bueno para nuestros hijos ni para la sociedad”. Admitió que de joven fumó marihuana habitualmente, pero lo hizo, dijo, porque de joven uno comete errores de los que se arrepiente cuando es adulto.

Sessions no ha revelado si él, también, cometió los mismos errores, aunque lo dudo mucho, pero sí ha dicho que rechaza “la idea de que Estados Unidos estará mejor cuando se venda marihuana en cada esquina”. Según el procurador de Justicia, la violencia en torno a la venta y al uso de la marihuana va en aumento en el país. Y aunque en las estadísticas y los estudios que se han hecho en los estados donde se ha legalizado la droga no se ha encontrado que la legalización haya propiciado un aumento en el número de delitos violentos, en el estado de Colorado, el primero que aprobó la legalización, las autoridades aseguran que los traficantes tradicionales se han aprovechado de la ley para cultivar la droga y transportarla fuera del estado, donde la venden a precios mucho más caros y eso ocasiona violencia.

De cualquier modo, en 2017, ocho estados y Washington D.C. han aprobado leyes que permiten el consumo de marihuana con fines recreativos y 28 han aprobado su uso con fines medicinales.

Como de costumbre, la postura de Donald Trump sobre este tema ha sido contradictoria, pasando de la indiferencia a la simpatía por los enfermos que la usan, aunque últimamente ha endurecido su posición aduciendo que dada la crisis desatada por el consumo de opioides, lo peor que se podría hacer es alentar el consumo de más drogas. “Todavía tenemos una ley federal que debemos obedecer”, dijo el portavoz de la Casa Blanca. Entre los argumentos legales que Sessions esgrime para revisar el statu quo está que “los estados podrán seguir aprobando leyes de legalización, pero la distribución de la droga en cualquier lugar de Estados Unidos sigue siendo una violación a la ley federal”. Un segundo argumento legal es que las leyes estatales de legalización son inconstitucionales, dado que la ley federal tiene preeminencia y esta prohíbe el consumo, cultivo y distribución de la hierba.

Las acciones y las declaraciones del procurador Sessions han alarmado tanto a los gobernadores de cuatro estados que legalizaron la droga, que hace apenas unos días le enviaron una carta recordándole que fueron los votantes los que decidieron la legalización, e informándole que las legislaturas locales han aprobado leyes regulatorias que priorizan la salud y la seguridad pública, reducen la encarcelación y expanden las economías estatales. Para 2020 se calcula que la venta legal de la marihuana rebasará los 20 mil millones de dólares. Pero Sessions podría interrumpir el negocio aduciendo que: “Nuestra nación necesita decir claramente que el uso de las drogas destruye vidas”, y una vez que la gente sepa el daño que hacen las drogas se salvarán vidas y disminuirá la criminalidad que se incrementa con su uso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código