[ELECCIONES EN FRANCIA]

Todos contra Le Pen

Dada la peligrosidad del radicalismo de derecha francés, es imprescindible reforzar el centro político con un presidente liberal en temas económicos y progresista en lo social como Macron.

Temas:

Todos contra Le Pen Todos contra Le Pen
Todos contra Le Pen

Colocados firmemente en el centro del espectro político, Emmanuel Macron y los votantes franceses han hecho historia ganando la primera ronda de la elección presidencial. Quedando por encima del esperpéntico Frente Nacional de extrema derecha, Macron ha demostrado que las propuestas del centro moderno, liberal, reformista, integrista, internacionalista, no ideológico y abierto a toda la ciudadanía tienen tracción.

Ahora, le corresponde a quienes votaron por la extrema izquierda o por la derecha católica alinearse al centro para darle la puntilla al partido de Marine Le Pen. Juntos, los seguidores de los dos candidatos de la izquierda, el radical J an-Luc Mélenchon y Benoît Hamon del Partido Socialista, suman aproximadamente el 25% del electorado, mientras que la derecha que votó por François Fillon tiene el 20%. Una alianza de los votantes de izquierda, derecha y centro le daría un triunfo holgado a Macron en la segunda vuelta. Hamon y Fillon ya han anunciado que le apoyarán. A la hora de redactar este artículo Mélenchon, el trotskista admirador de Hugo Chávez y amigo del español Pablo Iglesias de Podemos, todavía no se había pronunciado.

En 2002, cuando Jean Marie Le Pen dio la sorpresa derrotando al candidato socialista, el entonces primer ministro, Lionel Jospin, en la primera vuelta, toda la izquierda, con la excepción de Arlette Laguiller, la candidata del partido trotskista francés que abogaba por derrocar violentamente la democracia parlamentaria francesa, se unificó para apoyar al presidente Jacques Chirac en la segunda vuelta. Chirac ganó la reelección con el apoyo del 82% de los votantes. Espero que la historia se repita y la izquierda simpatizante del totalitarismo se olvide de su sectarismo ancestral y opte por unirse a la lucha contra el sectarismo extremista, nacionalista, xenófobo y antiinmigrante de la derecha radical.

Ya durante su campaña presidencial, Macron obtuvo el apoyo de liberales de derecha como Alain Minc, de intelectuales de izquierda como Bernard-Henri Lévy y Jacques y Daniel Cohn- Bendit, de empresarios como Pierre Bergé, del líder del partido comunista, Robert Hue y del ex primer ministro, el socialista Manuel Valls.

La elección de Macron, quien se graduó con los máximos honores en la prestigiada Ecole Nationale D’Administration, fue ejecutivo del Banco Rothschild y luego ministro de Economía en el Gabinete de Francois Hollande, es de importancia capital no solo para Francia, sino para toda Europa y para el orden liberal mundial. Francia es la quinta potencia económica mundial y la segunda en la eurozona. Ahora que Gran Bretaña ha votado por refugiarse en su insularidad, el peso de Francia en la Unión Europea aumentará, entre otras cosas, porque en este nuevo esquema, Francia pasa a ser la primera potencia militar de Europa y la única con un arsenal nuclear.

La situación económica actual de Francia dista mucho de ser desastrosa. No llega a la prosperidad alemana, pero está mejor que España y no está tan mal como Italia. El desempleo ronda el 10% (aunque es del doble entre los jóvenes entre 15 y 24 años) y el Gobierno tiene una deuda nacional grande y persistente. En términos de vivienda, 7 de cada 10 tienen una residencia unifamiliar, más de 10 puntos por arriba de la media europea y el doble de la de España. El salario promedio es también casi el doble del español. De sus cerca de 66 millones de habitantes, solo un 10% eran inmigrantes en 2014. Curiosamente, donde los franceses están en primer lugar mundial es en lo que la OCDE llama “calidad de vida”, es decir, aparte de los temas de bienestar social, vivienda, ingresos, empleo, educación, salud, seguridad, los franceses tienen un mayor balance en su vida entre el ocio y el negocio. Dicho de otra forma, le dedican más tiempo a su vida privada, al ocio y a la alimentación que al trabajo.

La segunda vuelta de la elección se celebrará el 7 de mayo, y en junio 11 y 18 habrá elecciones parlamentarias. Nadie sabe quién logrará la mayoría, pero dada la peligrosidad del cambio hacia el radicalismo de derecha, sin duda lo mejor en este momento, es reforzar el centro político con un presidente liberal en temas económicos y progresista en lo social como Emmanuel Macron.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código