[TERRORISMO]

Prejuicios que matan

La frustración de las clases medias en los países desarrollados alimenta el prejuicio contra quienes tienen una cultura y una religión diferente.

El asesino, hoy lo sabemos, es noruego y los muertos eran noruegos también. Pero a escasos minutos de que sucediera el primer atentado en el centro de Oslo, y antes de que el primer ministro Jens Stoltenberg pudiera dar cuenta del atentado y señalar a sus posibles responsables, los internautas de la extrema derecha mundial ya habían acusado a la comunidad musulmana del atentado terrorista.

En Estados Unidos, en el sitio Atlas Shrugs, Pamela Geller, quiendirige la organización “Alto a la Islamización de América”, insinuaba que la tragedia era obra de terroristas musulmanes.

Algo parecido se apresuraron a opinar los llamados “expertos” en actos terroristas. “Para la

Pero Anders Behring Breivik, quien ha admitido ser el autor de las dos masacres, aunque se niega a admitir que sus acciones constituyan un acto criminal, no es musulmán. Es un noruego de “pura cepa”, cristiano fundamentalista, de ultraderecha, clase media, y confundido lector del filósofo inglés John Stuart Mill, de George Orwell y de Franz Kafka. Es un fanático que guarda un enraizado prejuicio contra los musulmanes, y un odio profundo a los defensores de los derechos humanos y a los miembros del Partido Laborista noruego.

Breivik es la versión noruega de Timothy McVeigh, el fundamentalista estadounidense que en 1995 destruyó, con un coche bomba, un edificio federal en Oklahoma que albergaba también una guardería infantil. Y ambos, cada quien por su lado, son parte de una corriente populista de derecha radical y nacionalista: antiinmigrante en ciertos países, antiislámica en otros, y antisemita en otros más, que cada día toma más fuerza en Europa y Estados Unidos.

En Austria, con dos fuerzas de derecha populista, el Partido Liberal (FPÖ) y la Alianza por el Futuro de Austria (BZÖ), que combinados obtuvieron el 28% del voto popular en 2008. En Francia, con el Frente Nacional y Marine Le Pen, quien contenderá en las elecciones presidenciales como representante del nacionalismo francés. En Italia, la Liga del Norte y la Alianza Nacional, de corte fascista, forman parte del gobierno de coalición de Silvio Berlusconi. En Holanda, el partido Pim Fortuyn es la segunda o tercera fuerza política nacional. En Dinamarca, el Partido Popular Danés es la tercera fuerza política del país. En Bélgica, con el antisemita Bloque Flamenco de Frank Vanhecke. En Gran Bretaña, con el Partido Nacional Británico y grupos de choque como la English Defence League. En Alemania, con el partido Nacional Democrático (NPD) que es abiertamente neonazi. Y en EU con el ultraconservador Tea Party que incrustado en el conservador Partido Republicano intenta ganar el poder para poder demoler al gobierno.

En un artículo reciente, el politólogo Moisés Naím pronosticaba que la principal fuente de conflicto en el futuro no sería el choque entre civilizaciones previsto por el profesor Samuel Huntington, sino las expectativas frustradas de las clases medias, que declinan en los países ricos y crecen en los países pobres. Como usted recordará, en 1993, Huntington escribió que “Las fallas tectónicas que dividen las civilizaciones definirán los frentes de batalla del futuro”. Los grandes conflictos internacionales del futuro se darán entre países con diferentes identidades culturales y religiosas. Y se refería, concretamente, a enfrentamientos entre los países musulmanes y los de Occidente.

Para mí, la reciente tragedia de Oslo muestra que las dos teorías se complementan en tanto que es, precisamente, la frustración de la clase media en los países desarrollados la que alimenta una visión del mundo distorsionada y a menudo violenta, de y en contra de las personas que tienen identidades culturales y religiosas diferentes. Lo que estamos viendo en Europa, y en menor medida en EU, es un nuevo tipo de disputa entre las minorías étnicas y las minorías extremistas, y entre estas y las mayorías étnicas y no étnicas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

07 Dic 2016

Primer premio

6 7 8 5

DCBB

Serie: 3 Folio: 1

2o premio

1903

3er premio

7954

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código