[SOCIOS COMERCIALES]

Putin refuerza la alianza con China

Putin ha viajado a Beijing al frente de una delegación de 160 personas; en vísperas de su llegada, Rusia y China firmaron 16 acuerdos por un monto de 7 mil millones de dólares.

Rusia y China reafirmaron el carácter estratégico de su relación durante la visita de dos días que Vladímir Putin inició el martes a Beijing.

Se trata del primer viaje al extranjero del jefe del Gobierno ruso después de anunciar que aspira a ocupar de nuevo la jefatura del Estado. Indicando de forma simbólica que el águila de su escudo nacional tiene una cabeza dirigida hacia Occidente y otra hacia Asia, Putin propuso la semana pasada a la Unión Europea una mayor integración económica y comercial desde Lisboa a Vladivostok.

La UE es, en la actualidad, el mayor cliente de los hidrocarburos de Rusia, que a su vez es el primer productor de energía del mundo. China, el mayor consumidor mundial de energía, ha pasado a ser el primer socio comercial de Rusia en 2010 y en el futuro, dependiendo de la construcción de infraestructuras, podrá absorber una mayor proporción de las exportaciones de hidrocarburos de su vecino eslavo. La posición de China frente a Moscú se ha fortalecido en los últimos años porque Beijing ha encontrado nuevos proveedores de armas que alivian su dependencia de la producción rusa, y también porque ha ampliado su lista de proveedores de hidrocarburos con productores de Asia Central.

Putin ha viajado a Beijing al frente de una delegación de 160 personas, y en vísperas de su llegada Rusia y China firmaron 16 acuerdos por un monto de 7 mil millones de dólares (unos 5 mil 100 millones de euros), incluido un memorando de modernización económica y otro para reforzar la cooperación agrícola, así como acuerdos en siderurgia y energía atómica.

Tras reunirse con su colega chino, Wen Jabao, Putin manifestó que el comercio bilateral entre los dos países ha superado ya el nivel anterior a la crisis de 2008, y en 2011 rebasará los 70 mil millones de dólares y puede acercarse a los 80 mil millones.

Los chinos, no obstante, son duros negociadores, razón por la que Moscú y Beijing no han llegado aún a cerrar un acuerdo sobre el precio del gas ruso que debe llegarle por dos rutas distintas, una desde el Altái y otra desde la isla de Sajalín y la región oriental de Jabárovsk.

Mientras Gazprom, el exportador monopolista de gas ruso, pide un precio “europeo” de 350 dólares por mil metros cúbicos, los chinos ofrecen 250 dólares. “Los que venden siempre quieren vender al mayor precio posible, y los que compran quieren comprar al precio más barato. Tenemos que encontrar un compromiso que satisfaga a ambas partes”, señaló Putin, y aseguró que se ha llegado a la fase final del acuerdo sobre los precios.

También los precios del petróleo provocan arduas negociaciones. El viceprimer ministro, Igor Sechin, responsable del sector energético ruso, afirmó que se había llegado a un acuerdo para superar las diferencias existentes entre las compañías suministradoras del crudo ruso y su socio chino.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Ago 2017

Primer premio

0 2 7 4

DDDC

Serie: 24 Folio: 6

2o premio

4193

3er premio

9820

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código