[RUMBO ECONÓMICO]

Responsabilidad ineludible

La reacción inicial de Wall Street al reciente mensaje del jefe de la Reserva Federal ha sido positiva, falta ver si el Congreso entiende el mensaje.

El mensaje no pudo ser más claro. Lo que el jefe de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo en su esperado discurso el viernes de la semana pasada, fue que el crecimiento económico del país a largo plazo no está en riesgo si, y solo si, enfatizó, los miembros del Congreso finalmente se imponen la obligación de actuar responsablemente.

En una insólita crítica directa al vergonzoso espectáculo que dieron los congresistas durante el debate sobre los límites a la deuda del gobierno federal, Bernanke dijo que “el país se beneficiaría si el proceso para tomar decisiones en materia fiscal mejorara”. Y añadió, “las negociaciones que tuvieron lugar durante el verano fracturaron a los mercados financieros y muy probablemente quebrantaron la economía también”.

Apenas un mes antes del discurso de Bernanke, la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, ya había expresado su preocupación por la situación económico-política en Estados Unidos. “La economía global es claramente muy dependiente de la economía estadounidense, porque es la primera economía mundial. Por eso, mantener la incertidumbre sobre la principal economía en lo que se refiere a su techo de deuda es bastante preocupante”, dijo Lagarde, y expresó sus esperanzas de que los líderes políticos estadounidenses lograran llegar a un acuerdo.

Por esas mismas fechas, los inversionistas de Wall Street ya habían manifestado su preocupación por el desacuerdo sobre el techo de la deuda y advertido que la conducta de los congresistas podría tener graves consecuencias sobre la economía.

“Un incumplimiento de las obligaciones de nuestro país, o una rebaja en la calificación de crédito de EU, sería un duro golpe a la confianza de las empresas y de los inversores –con un incremento de los tipos de interés para todo tipo de deudas, una caída del dólar y turbulencias en la bolsa y en el mercado de deuda– y por tanto provocaría un empeoramiento dramático de la situación y graves consecuencias para la economía”, dijeron los inversionistas en una carta enviada al Congreso.

Afortunadamente para el país, el discurso de Bernanke generó confianza en Wall Street. La bolsa subió porque los inversionistas entendieron que cuando Bernanke dijo “nuestra economía sufre ahora un extraordinario nivel de desempleo a largo plazo... y es urgente que quienes elaboran las políticas nacionales no desestimen la fragilidad de la recuperación económica actual”, lo que en realidad estaba insinuando es que él apoyaría la decisión de aplicar nuevas medidas de estímulo a la economía para paliar el desempleo. Bernanke ha hecho bien su trabajo manteniendo la inflación al nivel adecuado, alrededor del 2%, pero quienes verdaderamente tienen el poder para fortalecer a la economía no han estado a la altura de las circunstancias.

Según la última encuesta del Pew Center, Bernanke, Lagarde y Wall Street no son los únicos que critican el lamentable desempeño de las autoridades políticas. El 79% de la población está preocupada por el rumbo que lleva el país y el 86% se siente frustrada y/o enojada con el gobierno federal.

La popularidad del Presidente ha disminuido considerablemente y al 43% de la población no le satisface su gestión. Sin embargo, su índice de aprobación sigue siendo notablemente mejor que el de los congresistas y el de los partidos políticos. Por ejemplo, solo el 22% de los estadounidenses aprueba el trabajo de los republicanos, y solo 29% el de los demócratas. Solo el 34% de los votantes tiene una impresión favorable del partido republicano y solo 43% aprueba el trabajo del partido demócrata.

Así las cosas, habrá que ver si ahora que el Congreso regrese de sus vacaciones, da muestras de haber entendido el mensaje de Bernanke y asume su responsabilidad, o si, por el contrario, reaccionará como lo hizo el gobernador de Texas y aspirante a la nominación del partido republicano a la Presidencia, Rick Perry. Como usted recordará unos días antes del anuncio del jefe de la Reserva Federal, Perry acusó a Bernanke de traición a la patria y le advirtió que en Texas “sería tratado con la dureza que ahí se acostumbra”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código