[ELECCIONES 2016]

Resultados desdeñan el balance de Obama

Temas:

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.
El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. REUTERS/Carlo Allegri

Donald Trump construyó su triunfo con un sombrío diagnóstico de la economía estadounidense y explotó el temor de la clase media a pesar de un balance relativamente bueno del presidente Barack Obama. Con un desempleo de 4.9% y un extendido, aunque lento, período de crecimiento, la mayor economía mundial se desempeña bastante bien y hoy parece lejana la Gran Recesión de 2008-2009.

El año pasado los hogares estadounidenses aumentaron sus ingresos en 5%; un crecimiento sin precedentes en la historia de Estados Unidos (EU). Muchos presidentes salientes hubieran querido irse con ese tipo de resultados. Sin embargo, los datos esconden una realidad menos envidiable que el líder republicano se encargó de mostrar a lo largo de su campaña.

“Nuestro país se estanca, perdimos nuestros empleos, perdimos nuestra actividad”, dijo en un debate ante su rival demócrata Hillary Clinton. La desigualdad creció, los salarios demoran en despegar, sigue siendo importante la cantidad de personas que no encuentran un empleo conforme a sus ambiciones o que se ven obligadas a trabajar a tiempo parcial. Además, regiones enteras fueron arrasadas por la desindustrialización.

Una muestra elocuente fueron los buenos resultados de Trump en los decadentes estados del noreste, otrora poderosos por la siderurgia y la industria automotriz y del carbón. Desde 2000, EU perdió 5 millones de empleos en la industria manufacturera. Una y otra vez, Trump machacó: “No producimos nada. Los productos llegan masivamente desde China, Vietnam y el resto del mundo”.

A lo largo y ancho del país, el magnate devenido en líder político, se alejó de la ortodoxia republicana y despotricó contra los acuerdos de libre comercio, como el vigente con Canadá y México. Su principal blanco es empero la Alianza Transpacífico (TPP), una zona de libre comercio formada por EU y 11 países que está pendiente de ratificación. Ese acuerdo, que crearía la mayor zona de libre comercio del mundo, así como el que está negociándose con la Unión Europea (TTIP), va camino a una muerte segura si Trump respeta sus promesas.

Ese impulso proteccionista le hizo perder apoyo en sectores empresariales normalmente afines a los republicanos. La Cámara de Comercio de EU auguró recientemente un “debilitamiento” de la economía con Trump en la Casa Blanca. El ahora presidente electo rechaza las críticas y promete “devolver los empleos” a EU con un cocktail de medidas proteccionistas, amplias desregulaciones y una disminución de los impuestos a las empresas. Trump quiere bajar de 35% a 15% los impuestos a los beneficios de las compañías con la esperanza de estimular el crecimiento y generar puestos de trabajo. Sin embargo, esa intención causa escepticismo en los expertos. A pesar de la promesa de beneficios fiscales que parecen enormes, las empresas estadounidenses no aumentaron sus inversiones y “no es seguro” que reducir impuestos los haga cambiar el rumbo, dijo este miércoles la agencia financiera Fitch.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código