[CONSULTA POPULAR]

Sabiduría, aborto y el Papa

La ley de despenalización del aborto uruguaya es considerada por sus partidarios como una de las más avanzadas, y por los antiabortistas, como una de las más radicales que existen.

El próximo domingo 23 de junio tendrá lugar en el Uruguay una consulta popular; los ciudadanos decidirán sobre la realización o no de un referéndum (en octubre) para derogar la vigente ley que despenaliza el aborto. Se trata de un segundo paso formal que tuvo como inicio la recolección de 50 mil firmas por las que se reclamó a la Corte Electoral poner en marcha la referida convocatoria.

Para que se apruebe el plebiscito en esta segunda instancia, no obligatoria, debe participar por lo menos el 25% de los habilitados para votar. Las encuestas últimas muestran una cierta caída del porcentaje de los dispuestos a concurrir, pero estos representan aún más del 50% de los consultados.

La ley de despenalización del aborto uruguaya (No.18.987, de octubre de 2012) es considerada por sus partidarios como una de las más avanzadas, y por los antiabortistas, como una de las más radicales que existe. Fue promulgada por el presidente izquierdista, el extupamaro José Mujica, quien se manifiesta contrario del aborto, pero que entiende que la norma ayudará a salvar vidas. El tema, me dijo no hace mucho el presidente Mujica, “es establecer el método más racional para salvar la mayor cantidad de vidas. Porque contra el aborto estamos todos”. “Me inclino por la norma, porque creo que se salvan más vidas...”, “...me parece que es mucho más inteligente que prohibir”.

Visto así, la ley podría interpretarse como una conquista o una imposición de la izquierda. Pero no es el caso: en el período del gobierno anterior, el presidente socialista Tabaré Vázquez vetó una ley de despenalización del aborto con el fundamento de que “no se puede desconocer la realidad de la existencia de vida humana en su etapa de gestación”, y marcando que lo que se debe hacer o procurar es “salvar a los dos” (madre e hijo).

Vázquez, médico oncólogo y el hombre que por primera vez en la historia uruguaya logró que la izquierda –el Frente Amplio (FA)– llegara al gobierno, es quizás el hombre más respetado y con mayor apoyo dentro de la coalición. En Uruguay muy pocos dudan de que nuevamente sería elegido presidente si, como se da casi por hecho, es el candidato del FA en las elecciones de noviembre de 2014.

Se trata entonces de un tema muy polémico, incluso en la propia izquierda y en un país donde la laicidad es históricamente una de sus insignias. Y si con esto no bastara, ahora a la discusión se suma, indirectamente, el papa Francisco y la Santa Sede.

El hecho es que a principios de este mes Mujica fue recibido en el Vaticano por el Papa, con quien mantuvo una larga entrevista, la más extensa concedida hasta ahora a un presidente. Al cabo de la muy cordial y amistosa entrevista, según la comunicación oficial del Vaticano, Francisco califico a Mujica de “hombre sabio”. No se hace ninguna mención, en tanto, a que el tema “aborto” o relacionado haya sido tratado durante la reunión.

Todo ello ha causado un cierto “malestar” entre los promotores de la derogación de la ley. Consulté a varios y son coincidentes. Uno de los principales me admitió que el apoyo de la Iglesia católica al movimiento proderogación “ha sido cauto y disparejo” –algo más ahora–, aunque aclaró que no es tan importante por cuanto su poder de convocatoria no es fuerte. Dijo sí que dada la ocasión de “la entrevista” esperaban “algo explícito” sobre la posición de la máxima autoridad de la Iglesia”. Con ese propósito, añadió, hicimos gestiones previas ante la Nunciatura, pero lamentablemente no se logró “ninguna señal” del Vaticano.

En fin, se nos dijo, se puede ser prudente, pero “llamar hombre sabio a quien promulgó una de las más radicales leyes de legalización del aborto” y “obviar” tan flagrantemente el tema, creemos que desborda de lo que pueda ser “políticamente correcto” en la estrategia de la Santa Sede.

Que conceda la primera entrevista a Cristina Kirchner “aunque sorprenda, vaya y pase”. En definitiva, ello fue muy efectivo para acallar las críticas del aparato y los hombres del kirchnerismo sobre la supuesta colaboración de Bergoglio con la dictadura, pero hay límites para lo político y sobre todo para lo “bíblicamente correcto” que no se pueden violentar, opinó finalmente algo decepcionado y con cierto enojo uno de nuestros consultados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código