[ESPIONAJE]

¡Sorpresa!

¡Qué sorpresa, el mundo acaba de descubrir que los gobiernos espían! Y van dos. Ahora es Edward Snowden. Antes fue el soldado y con el soldado llegó Wikileaks y su protagonista intermediario Julian Assange.

Y se arma el primer show.

Snowden se asila en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú, mientras el presidente de Bolivia, Evo Morales, es obligado a detener su avión presidencial por la prohibición de volar en algunos territorios europeos con la sospecha de que Snowden estuviera acompañando a don Evo.

Y se arma el segundo show.

La Unión de Naciones Sudamericanas expresó su “profundo rechazo e indignación por el retiro sorpresivo de los permisos de sobrevuelo y aterrizaje al avión en el que viajaba el presidente de Bolivia Evo Morales y ha demandado el esclarecimiento de los hechos y las explicaciones a que hubiere lugar”.

El Mercosur dice que es un acto “insólito, inamistoso y hostil que viola los derechos humanos y afecta la libertad de tránsito, desplazamiento e inmunidad que goza todo jefe de Estado”.

En la Organización de Estados Americanos los países miembros del organismo “condenan las actuaciones que son claramente violatorias de normas y principios básicos del derecho internacional, como la inviolabilidad de los jefes de Estado”, además hicieron un “firme llamado a los gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España para que brinden las explicaciones necesarias por el incidente y ofrezcan las disculpas correspondientes”.

Dice Rafael Correa “o nos graduamos de colonias o reivindicamos nuestra independencia, soberanía y dignidad. ¡Todos somos Bolivia!”. Por supuesto, doña Cristina no se puede quedar fuera del espectáculo y dice “definitivamente están todos locos”.

A propósito, parece ser que el gobierno de don Evo también inspecciona aviones. Pregunten a Brasil, porque dice don Evo que se ha enterado en estos días por los medios de comunicación del incidente del registro de un avión en el año 2011 del ministro brasileño de Defensa, Celso Amorim.

Ahora es asunto de sacar a Snowden del aeropuerto de Moscú. Y se arma el tercer show.

Mientras Venezuela, Bolivia y Nicaragua le ofrecen acogida, Snowden solicita formalmente asilo a las autoridades rusas y Vladimir Putin dice “llegó sin invitación y no somos su destino”.

¡Y llegó el “chapulín”! Wikileaks arma la estrategia. Le llama el “vuelo de la libertad” y consiste en acompañar a Snowden convertidos en escudos humanos. Por supuesto, esos acompañantes deberán ser de relevancia mundial. Ya el actor John Cussack ha confirmado su presencia.

Y por supuesto el show mediático no podía faltar.

Pero bueno, ¿se podría saber cuál es el gobierno que no tiene un sistema de inteligencia? Al parecer ahora es un asunto de libertad y transparencia en el espionaje. ¡Anjá! ¿Y no se supone que son servicios secretos? Posiblemente doña Cristina tenga razón cuando dice que están todos locos. Eso sí, Cristina, ¡estamos, sin exclusiones!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código