[ALERTA EN LA OTAN]

Turquía compra misiles a China

La polémica ha suscitado incógnitas sobre la posición de Turquía como vanguardia de la OTAN en Asia, papel que cumplió desde su ingreso en la Alianza en 1952, tres años después de su fundación.

La decisión turca de comprar un sistema de misiles antiaéreos a China preocupa no solo a la OTAN, sino también a muchos analistas en Turquía, dado que parece predecir un giro nítido en el juego de alianzas estratégicas del país eurasiático.

La integración de programas informáticos y radares de fabricación china en el aparato defensivo turco, conectado con los demás miembros de la OTAN, puede considerarse incluso un “virus”, según temen en la Alianza Atlántica, destaca el diario turco H rriyet.

El acuerdo, cerrado en septiembre, prevé un desembolso de 3 mil 440 millones de dólares para adquirir un sistema de misiles tierra-aire HQ-9, fabricados por la empresa china CPMIEC.

La compañía se impuso en la licitación a la oferta de la franco-italiana Eurosam, la estadounidense Raytheon-Lockheed Martin, fabricantes del misil Patriot, y de la rusa Rosoboronexport. Según el Ministerio de Defensa turco, la oferta china fue considerada por ser la menos costosa.

Pero el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, recalcó esta semana que “es de extrema importancia que los sistemas que compre un país pueda operar de forma conjunta con sistemas similares en otros países de la Alianza”.

Algo que en el caso de los HQ-9 solo funcionará si tanto China como Estados Unidos comparten con Turquía códigos informáticos, algo más bien improbable, señalan los analistas turcos.

También la Casa Blanca expresó ayer su “grave preocupación” por este acuerdo de Defensa, precisamente por la incompatibilidad de las armas, el mismo día que el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, rechazó cualquier interferencia en la “soberanía” turca y criticó la “sensibilidad” de la OTAN, mientras que otros países miembros utilizan armamento ruso.

Pero la polémica ha suscitado preguntas sobre la posición de Turquía como vanguardia de la OTAN en Asia, papel que cumplió desde su ingreso en la Alianza en 1952, tres años después de que aquella se fundara.

El politólogo Serhat Guven, profesor de la Universidad Kadir Has en Estambul, dijo al diario H rriyet que la compra prevista de misiles chinos refleja el descontento de Ankara con Washington.

“Hay frustración: Las posiciones turca y estadounidense respecto a Siria no son compatibles”, cree Guven, dado que Turquía prefiere una intervención militar para derrocar al régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, cosa que el presidente estadounidense, Barack Obama, ha rechazado.

Además, el caso de “Egipto fue la última gota” que rebasó el vaso, ya que Washington reconoce al gobierno resultante del golpe de Estado que el pasado 3 de julio derrocó al presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi, mientras que Ankara lo rechaza.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código