[ACERCAMIENTO]

El adiós a Chávez le abre una vía a Obama

“ALCA, ALCA, al carajo!”. Con solo cuatro palabras el fallecido presidente Hugo Chávez comenzó a cambiar décadas de statu quo en el balance político de América Latina. La diatriba, lanzada hace ocho años frente al rostro del entonces mandatario estadounidense George W. Bush en una cumbre continental de las Américas, puso el primer clavo en el ataúd del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que Washington impulsaba en la región.

Y con eso se ungió como el contrapeso “antiimperialista” de Estados Unidos, al que desafió sumando aliados izquierdistas con millones de dólares de ayuda, abrazando a archienemigos de la Casa Blanca y concibiendo organismos regionales alternativos. Los esfuerzos de Chávez por diluir la influencia estadounidense prosperaron tras décadas de intervencionismo político y comercial de Washington. Y la llegada de China, con su enorme voracidad por materias primas, abrió una grieta en la dependencia comercial de la región con la potencia del norte.

Con el deceso la semana pasada del tan carismático como controvertido líder socialista, se abrió una oportunidad para un acercamiento de Estados Unidos a una región que había dejado olvidada mientras sus gobiernos giraban a la izquierda. “La muerte de Hugo Chávez marca el fin de una era en Latinoamérica, lo que (...) podría marcar un período de mejora en las relaciones con Estados Unidos”, escribió Heather Berkman, analista de Eurasia Group.

Luego de tener por décadas a la Casa Blanca como faro, hoy en la región conviven gobiernos conservadores como los de Chile, México o Colombia; izquierdas “duras” como Venezuela, Cuba, Bolivia o Ecuador, y otros que combinan ortodoxia económica y acento social como Brasil, Uruguay o Perú. Las preocupaciones de Washington sobre la región han disminuido, porque sus funcionarios reconocen que ya no es un foco rojo y hay estabilidad económica y política. La muerte de Chávez por un cáncer dejó la pelota en la oficina oval del hombre que había prometido una nueva era de relaciones con la región.

Barack Obama tiene que pensar si aprovecha la ausencia de la voz radical de Chávez para subir a Latinoamérica en su lista de prioridades, entre presiones en casa por revivir la economía y dolores de cabeza externos, como el conflicto en Medio Oriente. Obama había desaprovechado la oportunidad de enmendar los lazos desgastados por Bush, oponiéndose en la última Cumbre de las Américas a un unísono latinoamericano que reclamaba sumar a Cuba a ese foro y discutir la legalización de las drogas. Aunque admitió que sin Chávez podría haber más espacio para acercarse a Venezuela y algunos otros países de la región, un funcionario de Estados Unidos que pidió omitir su nombre dijo que Washington no cambiará su postura en ciertos temas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código