[MÉXICO]

La derecha refrenda la política de pactos con Peña Nieto

En unas primarias sin precedentes en la historia del PAN, el 57% de los que fueron a votar eligió como presidente de la formación al pragmático Gustavo Madero.

El Partido de Acción Nacional (PAN), la formación hegemónica de la derecha mexicana, ha dado por cerrada una etapa de esplendor y decadencia. En unas concurridas primarias, los militantes eligieron este domingo como presidente de la formación al pragmático Gustavo Madero, principal muñidor de los pactos con el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Este resultado encumbra al sector más moderado de la organización, dejando para el recuerdo la era calderonista, representada por la candidatura de Ernesto Cordero, el epígono de Felipe Calderón, último presidente panista de México (2006- 2012) y quien, desde la sombra, ha maniobrado para hacerse con el control de Acción Nacional. En las primarias, sin precedentes en la historia del PAN, votó el 72% de sus 219 mil afiliados. Madero obtuvo el 57% de los votos frente al 43% de su contrincante. Tras conocer la victoria, el recién electo presidente lanzó un mensaje de mano tendida y puso como gran objetivo lograr la Presidencia de la República de México en las elecciones de 2018.

La victoria garantiza ante todo la continuidad de la política de pactos con el gobernante PRI. Esta alianza estratégica ha dado luz a la mayor agenda de reformas vivida por México en décadas. Sectores tan simbólicos como el del petróleo o las telecomunicaciones han visto abrirse los candados constitucionales que los agarrotaban. Pero esta ola de cambios también ha desatado las iras de los seguidores del expresidente Calderón.

Agrupados en torno a su exsecretario de Hacienda, Ernesto Cordero, han puesto en duda hasta el último momento el espíritu y la utilidad de los acuerdos, a los que consideran un ejercicio de entreguismo cuyo único beneficiario es su gran rival: el PRI. Frente al cogobierno defendido por Madero, los calderonistas han apostado por una alternativa de resistencia, que se cobrase a buen precio cada pieza entregada e hiciera pagar al PRI el obstruccionismo practicado durante los últimos años de Calderón.

La victoria de Madero, pese a la tensión de la campaña, era previsible. Presidente del partido desde 2010, este empresario de 58 años tiene fuertes anclajes en las principales agrupaciones y ha sido el principal impulsor de las primarias, un mecanismo que ha diseñado, tras una fuerte poda en los cuadros de afiliación, para legitimar su proyecto y sacudirse a los calderonistas.

Su discurso pactista, además, goza de gran predicamento en el seno del PAN. “Es un partido conservador; lo antinatural es que llegue a acuerdos con el PRD [el izquierdista Partido de la Revolución Democrática] pero no con el gobierno. Históricamente se ha mostrado dispuesto a cogobernar, es su forma de ser”, explica la investigadora política Soledad Loaeza, profesora del Colegio de México.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código