[RECLAMOS]

El ébola abre grietas entre los demócratas

A los conocidos efectos del ébola se ha añadido uno nuevo: su capacidad para enfrentar a políticos de un mismo color y abrir un debate sobre los límites en las competencias de las administraciones en una cuestión de salud pública, cuyas decisiones deberían basarse en criterios científicos. Todo ello aderezado por una semana cargada de tensión por la cercanía de las elecciones legislativas del 4 de noviembre, en la que los políticos procuran no verse contagiados, en sentido figurado, por el virus. Los republicanos asisten complacidos a los choques entre demócratas mientras las encuestas agrandan su ventaja para tomar el control del Congreso el 4-N.

Andrew Cuomo, el gobernador de Nueva York, tiene irritados a la Casa Blanca, al Centro de Prevención de Enfermedades (CDC), al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, a las autoridades sanitarias de la ciudad y al colectivo de médicos voluntarios que viaja a zonas afectadas por el ébola desde que el viernes, en un giro de 180 grados en su calmada posición inicial sobre la crisis, lanzó un mensaje alarmista, “en el Metro se pueden ver afectados cientos y cientos”, y se unió a su homólogo republicano de Nueva Jersey, Chris Christie, para ordenar que todos los trabajadores sanitarios que hayan combatido la epidemia en África Occidental pasen una cuarentena obligatoria de 21 días a su entrada a Estados Unidos.

Tras un fin de semana sometido a las presiones de Washington y de los colectivos médicos, Cuomo accedió el domingo a que dicha cuarentena se realice en el domicilio del afectado, no sin antes recordar que su obligación es tomar las mejores decisiones para su Estado, que las directrices de la Casa Blanca y el CDC pueden ser ampliadas por los gobernadores y que él actúa sobre el “ahora y el aquí”, en referencia a no se sabe qué ocultas motivaciones de los demás.

La Casa Blanca no solo presionó a Cuomo y Christie, sino también a otros gobernadores y alcaldes del país para reclamarles que sigan las normas dictadas desde Washington y el CDC. Desde que Nueva York y Nueva Jersey decidieron extremar las medidas contra el ébola, dos estados más, Illinois y Florida, han firmado órdenes en el mismo sentido. La administración del presidente Barack Obama teme una carrera de los estados por ver cuál de ellos adopta medidas más severas, lo que trasladaría a la ciudadanía una creciente inquietud, y quiere evitar el efecto estigmatizador y desmotivador que pueda tener el aislamiento para muchos médicos que combaten la enfermedad sobre el terreno. En línea con esto, el Gobierno federal, a través de la CDC, descartó este lunes la cuarentena obligatoria, salvo casos de contagio o síntomas, y estableció como norma a seguir para dichos médicos a su regreso de África un chequeo diario sin necesidad de aislamiento, salvo que el afectado quiera hacerlo de forma voluntaria.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código