[APOYO AL CHAVISMO]

La extrema derecha en Venezuela

La violencia es rechazada por la mayoría del país. Incluso, la idea de desorden público tiene enemigos en la misma oposición, especialmente en los partidos políticos de centroderecha.

Quien piense que la mentalidad fascista no existe en Venezuela es porque confía ciegamente en las corporaciones mediáticas, en cuyos mensajes ocurre un proceso de santificación de lo oprobioso. La recomendación es buscar en Youtube a algunos de los exponentes de esta corriente en el país. Se podría topar con María Corina Machado y Leopoldo López, cuyos ojos y rígidas expresiones serán la antesala del juicio de valor del que averigüe.

Los dos personajes andan desatados por estos días. Su aspiración es ver en el país una réplica de desastres callejeros como en Ucrania. Observar –de seguro desde Miami– una intervención militar en Caracas como la consumada en Libia. O un río de mercenarios como en Siria.

Su añoranza, en el pináculo de su ser, estriba en rodearse de jefes militares de la OTAN, de burócratas de la OEA o de altos funcionarios de la Casa Blanca, lugares donde los recibirán como la vocería de la oposición democrática al régimen. Entre cámaras de televisión y micrófonos sueñan con anunciar la caída de la peculiar dictadura que ha ganado casi dos decenas de elecciones en 15 años.

En este instante, seguro, andan conspirando. Quieren exacerbar el fanatismo de pequeños sectores del antichavismo, en especial de aquellos que avalarían cualquier locura, desde un magnicidio, incendios callejeros y protestas irracionales.

Sin embargo, y para congoja del dúo, la violencia es rechazada por la mayoría del país. Incluso, la idea de desorden público consigue enemigos dentro de la misma oposición, especialmente en los partidos políticos de centroderecha. Dirigentes de las fracciones partidistas del Puntofijismo, los más experimentados pues, se han alejado de la pretensión del dúo, que al parecer echará mano de turbas y grupúsculos envenenados de odio contra todo lo que se relacione con Hugo Chávez.

Por ahí va el plan. Utilizar a 30 o 40 personas en puntos estratégicos, las cuales gritarán con rostros enrojecidos y venas anchurosas que “la opresión castrista-chavista tiene aterrorizada a la sociedad civil”. Es previsible. Es la misma estrategia de los tarifados de la CIA en heterogéneos lugares del orbe. Esgrimirán la inseguridad o la economía. Cualquier tema será bandera.

Del otro lado, los revolucionarios cierran filas, pese a una que otra declaración destemplada desde la dirigencia del Polo Patriótico. El presidente Nicolás Maduro se ha crecido ante el pueblo bolivariano. La mayor parte de los venezolanos confía en las políticas revolucionarias, pues los resultados han sido satisfactorios y hay sinceridad cuando las cosas no salen bien. La gente comprende que solo en revolución se solucionan todos los problemas, en tanto que dentro del neoliberalismo se incrementan.

En fin, la mayoría en la patria de Bolívar sabe que el dúo ofrece es capitalismo puro. Sabe que hay un verdadero proceso de cambios estructurales en Venezuela, pues de otra forma no hubiese surgido una rama contrarrevolucionaria de corte fascista que ignora la existencia de un nuevo bloque histórico en Latinoamérica. Todo indica que dentro de varios años la memoria colectiva solo recordará los ojos sobresalientes y las voces aflautadas de la pareja extremista.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código