[DESCONTROL ]

Más que un fraude

El hallazgo de carne de caballo en productos etiquetados como si fueran de vacuno ha destapado un fraude cuya extensión indica graves carencias en el sistema de control de la cadena alimentaria. El hecho de que la etiqueta no se corresponda con la composición real es un engaño que debe ser perseguido y castigado, por lo que las medidas adoptadas hasta ahora están plenamente justificadas.

Hay que celebrar también la rápida reacción de las empresas afectadas. Conscientes del deterioro que puede sufrir la imagen de su marca, han realizado análisis y retirado con rapidez los productos fraudulentos. Pero lo ocurrido es algo más que un fraude en el etiquetado –español y europeo– y hay que actuar en consecuencia.

La carne de caballo no es en sí misma el problema. Si está sanitariamente bien controlada, es tan apta y buena para el consumo como puedan serlo la de vacuno o la de ovino. La cuestión es que lo que en principio parecía una trampa puntual descubierta en Irlanda hace un mes en un análisis rutinario ha resultado ser una mancha en el sistema de control que se extiende por toda Europa y afecta a todo tipo de productos preparados de muy diferentes marcas.

Es la extensión del fraude lo que alerta de la preocupante vulnerabilidad del sistema alimentario. La cadena que interviene en la producción, empaquetado y distribución de una hamburguesa o un paquete de albóndigas es tan compleja y extensa y tiene tantas subcontrataciones que su control es cada vez más difícil.

A estas alturas, ni siquiera se ha podido averiguar de dónde procede la carne. Las investigaciones realizadas señalan a diferentes empresas proveedoras de materia prima, lo que indica que el fraude podría ser más generalizado de lo que se sospechaba.

Es de esperar que los análisis que ha encargado la Unión Europea arrojen luz sobre lo ocurrido. De momento, lo que sabemos es que el sistema de trazabilidad no ha permitido saber por dónde se ha colado la carne de caballo y que este procedimiento es, como han señalado las autoridades francesas, poco eficaz en el caso de los alimentos preparados.

En todo caso, si los controles habituales no han impedido que hubiera carne de caballo allí donde solo debía haber carne de vacuno, resulta inevitable pensar que quizá tampoco serán capaces de evitar otros fraudes que entrañen peligro para la salud. Urge revisar el sistema y adoptar las correcciones necesarias.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código