[FRENO A LOS DESMANES]

Sí a la intransigencia

La indefendible ambigüedad occidental ante Bachar el Asad, tan diferente de la resolución empleada contra Gaddafi, se está cobrando un alto precio en Siria.

Hillary Clinton hasta ahora aseguraba regularmente la confianza de la Casa Blanca en la capacidad reformista del dictador sirio, a pesar de que sus tanques y francotiradores han dado muerte desde marzo a cerca de mil 500 civiles (los detenidos y torturados son muchos más). Pero ahora acaba de proclamar que El Asad ha perdido cualquier legitimidad y que Estados Unidos no tiene el menor interés en su permanencia en el poder.

Si este aparente cambio del punto de vista de la superpotencia tiene algún efecto práctico se verá pronto. La indefendible ambigüedad occidental ante Bachar el Asad, tan diferente de la resolución empleada contra Gaddafi, se está cobrando un alto precio en Siria.

Durante meses, las potencias democráticas han repetido como letanías las admoniciones contra el Presidente sirio –supuesto peón regional indispensable– para que sustituyera el asesinato por el diálogo. Esta falta de contundencia, reforzada por la capacidad de veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad, ha sido interpretada por el brutal régimen baasista como una tácita e impotente convalidación de sus atrocidades.

El Asad se permite así convocar encuentros propagandísticos (boicoteados por la oposición) para discutir sobre eventuales reformas aperturistas, mientras mantiene sus blindados a las puertas de populosas ciudades como Hama, foco ahora de la revuelta, en la que el padre del actual dictador ya exterminó en 1982 a decenas de miles de sus compatriotas.

Una cosa es que Barack Obama y sus aliados europeos no tengan el menor interés, o capacidad, para ampliar sus intervenciones militares en el mundo árabe y otra bien distinta la sangrante desproporción en la actitud mostrada hacia dos regímenes tan abyectos como el libio y el sirio.

Entre la intervención armada para impedir las matanzas de civiles por un tirano sin escrúpulos y la retórica hueca y las simbólicas sanciones aplicadas hasta ahora contra los jerarcas de Damasco, hay multitud de opciones intermedias con las que ayudar a los sirios a recuperar su dignidad. Ninguna de ellas ha sido adoptada.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Mar 2017

Primer premio

3 5 0 5

BBCA

Serie: 4 Folio: 8

2o premio

7058

3er premio

6560

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código