[APOYO]

Los nuevos amigos de Hamás

En Gaza se ven banderas de Qatar, que ha prometido crear una ciudad y arreglar la principal carretera; Turquía paga cada vez más proyectos sociales; Egipto –el más odiado tras Israel hasta la revolución– ha abierto la mano en el paso fronterizo. El doctor Mohamed Abu Oda cuenta que logró cruzar, la primera vez, en 2010, al cuarto intento y gracias a un soborno de 3 mil 500 dólares. Desde la caída de Hosni Mubarak en El Cairo, ha viajado 12 veces. Los gazatíes confían en que las nuevas amistades –pese al distanciamiento de Siria tras el estallido de la revuelta popular contra Bachar el Asad– se traduzcan en un vigoroso apoyo político y económico.

Rarísima vez en los últimos tiempos había visto el territorio palestino un recibimiento tan triunfal. El emir qatarí y la jequesa Moza –adornada con bordados palestinos– fueron recibidos con euforia hace un mes. Por fin llegaba alguien importante, un jefe de Estado. La breve visita, con promesas de invertir 400 millones de dólares, abrió una brecha en el aislamiento político y económico que se ha ensanchado considerablemente, gracias al respaldo activo de gobiernos árabes tras el último intercambio de fuego entre las milicias palestinas e Israel.

Hamás ha dejado atrás la soledad casi absoluta y va obteniendo el reconocimiento internacional que buscó al ganar las elecciones en 2006. Este cambio “supone un apoyo psicológico y también un respaldo político, económico y, por parte de algunos países, militar”, explica el diputado islamista Mohamed Shihab, que lo considera un aval a “la resistencia” contra Israel.

Los dirigentes del movimiento islamista han agradecido a Irán su apoyo militar. Muchos en Gaza confían en el poder de disuasión de los misiles Fajr que impactaron en los alrededores de Tel Aviv y Jerusalén. El envío de armas iraníes es clave para la milicia de Hamás. Un dirigente islamista, Mahmud Zahar, recalcó el domingo que seguirán nutriendo sus arsenales. “No tenemos otra opción que seguir trayendo armas como sea”, declaró, informa Reuters. “Tenemos derecho a recibir dinero y armas de Irán. Nos las dan en nombre de Dios y sin condiciones, soy testigo”, añadió.

Hace cuatro años, durante la invasión de la Franja que dejó más de mil 400 muertos, la queja más sonora fue el forcejeo verbal del líder turco, Recep Tayyip Erdogan, con el presidente israelí, Simón Peres, en Davos. La reciente ofensiva israelí ha sido menos intensa –unos 160 palestinos muertos y seis israelíes en ocho días–, pero la región ha cambiado con las revueltas populares, el islam político gana comicios y los gobernantes escuchan más a la calle. La Liga Árabe, modelo de ineficacia, rápidamente organizó una visita a la Franja en la que participaron varios ministros de Exteriores.

Explica el analista Talal Okal que en Hamás prevalece la corriente que lidera Jaled Meshal, partidario de una apertura para convertirse en representantes de los palestinos (en detrimento de la Autoridad Nacional de Mahmud Abbas) frente a quienes apostaban por el aislamiento y un micro-Estado en Gaza.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código