[CONFLICTO]

´Hay que preparar a Colombia para la reconciliación´: Angelino Garzón

El límite de la negociación entre el Gobierno y las FARC es noviembre de 2013. Pero un conflicto de 50 años no se va a resolver en uno.

“Me estoy recuperando”. El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, responde con prudencia cuando se le pregunta por su salud. Se mueve con dificultad. “Estoy en condición de discapacidad, pero no estoy incapacitado”.

Garzón (Buga, Cauca, 1946) estuvo en Madrid en un momento en el que la esperanza va dejando paso a las críticas a la negociación de paz –“llena de dudas y de desconfianzas”, admite– entre el Gobierno y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el mayor y más antiguo grupo armado de América Latina, que se desarrolla desde noviembre en La Habana y que es ya la iniciativa que va a definir la presidencia de Juan Manuel Santos, para bien o para mal.

“La guerrilla de las FARC sigue en deuda ética y moral, no con el Gobierno, sino con el derecho de la población a vivir en paz”, afirma.

La voluntad de reparar esa deuda por ahora no está clara. “La guerrilla está conspirando contra la paz y disparando contra la paz”, añade. “No le puede seguir pidiendo imposibles al Gobierno en una negociación, como pedir una tregua bilateral o que el Gobierno le avale por secuestrar militares y policías”. También “es imposible que el pueblo de Colombia acepte que sigan secuestrando gente, reclutando niños o colocando minas”.

El Gobierno de Colombia, que decidió iniciar un proceso de paz sin tregua, parece ser consciente de que la paciencia de la población tiene un límite. “Hay un dicho del Quijote, que el arco no se debe templar demasiado, porque se puede romper”. Para Garzón, “la guerrilla debería entender que lo que más le conviene es un acuerdo de paz. En un escenario de guerra pueden perder. La guerrilla gana con un acuerdo de paz”. Si las FARC llegaran a comprender que su única salida es la paz, si cesaran los crímenes, “la opinión pública cambiaría radicalmente a su favor”. Lo repite varias veces. Está convencido de que la guerrilla puede aún cambiar su imagen pública.

El límite de la negociación es noviembre de 2013. Pero un conflicto de 50 años no se va a resolver en uno. “El futuro de Colombia está ligado a un acuerdo de paz. El acuerdo presupone también que nos tenemos que preparar para el perdón y la reconciliación. Colombia no se ha preparado mucho para esto. Hay que entender que los acuerdos de paz exitosos en el mundo se han hecho sobre la base de luchar contra el egoísmo, contra los rencores y los odios. Estamos insistiendo en que el proceso de paz presupone perdón y reconciliación, bondad y amor como dice su santidad el papa Benedicto XVI”.

La paz puede llegar a Colombia en este año. Pero el perdón, no. “Esto es un tema cultural. Va más allá de una generación. Hay que hacerlo con los niños y los adolescentes”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código