Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

[AUSTERIDAD]

El rey entrega el yate Fortuna

La última vez que el monarca español navegó con el yate, que costó alrededor de 27 millones de dólares, fue en agosto de 2012. El personal de mantenimiento recomendó ´moverlo´.

El rey no volverá a navegar con el Fortuna, el yate que le entregaron como regalo, en el año 2000, el gobierno balear (PP) y un grupo de empresarios. El barco, de 41.5 metros de eslora, costó 3 mil 500 millones de pesetas en su día, 21 millones de euros de ahora. Don Juan Carlos ha decidido entregarlo al Gobierno porque en plena crisis, cuando todas las instituciones están obligadas a dar ejemplo de austeridad, “no tiene sentido”, aseguran fuentes de La Zarzuela, disponer de un barco que cuesta mover más de 20 mil euros, lo que vale llenar sus tanques de combustible.

El monarca ha pedido a Patrimonio Nacional que “inicie trámites para la desafectación del barco como bien de este organismo”, según explicó el jueves un portavoz de la Casa del Rey. El próximo martes, el Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, organismo público responsable de los bienes de titularidad del Estado que proceden del legado de la Corona, aprobará la cesión al Ministerio de la Presidencia del barco, y el Gobierno decidirá en Consejo de Ministros qué hacer con el yate: si quedárselo o venderlo.

La última vez que don Juan Carlos navegó con él fue en agosto del año pasado. La Zarzuela explicó entonces que el equipo de mantenimiento del yate había aconsejado “moverlo” para comprobar que todo funcionaba bien y el rey navegó con la tripulación durante unas seis horas. La familia real utilizó el resto del verano el Somni, embarcación más modesta, propiedad del armador José Cusí, amigo del monarca.

Este era el tercer Fortuna de los reyes. Don Juan Carlos vendió el primero en 1972 al marqués de Mondéjar, que en 1969 había sido nombrado jefe de la Casa del Príncipe y desde 1975 a 1990 lo fue de la Casa del Rey. El monarca se refería a él como su “padre adoptivo”. El segundo Fortuna fue un regalo del rey Fadh de Arabia Saudí, en 1979. Se desguazó en Cádiz en 1990. Y el tercero, al que ahora renuncia don Juan Carlos, también fue un obsequio, pero en este caso del gobierno balear, que puso 500 millones de pesetas, y de una treintena de empresarios que en 1997 decidieron hacer una colecta millonaria para regalarle un barco al rey.

La operación se realizó a través de una fundación y costó 21 millones de euros (27 millones de dólares). Los promotores de la iniciativa aseguraron que el fin del obsequio era asegurarse la presencia de la familia real en Baleares como atractivo turístico. De hecho, la mayor parte de los empresarios que donaron dinero –a 100 millones de pesetas cada uno– pertenecía a este sector. Entre los mecenas del yate figuraban Gabriel Barceló, del Grupo Barceló; Gabriel Escarrer, de Sol Meliá; La Caixa; Juan José Hidalgo, de Air Europa; la hija del exministro de Asuntos Exteriores Abel Matutes, Carmen, del grupo hotelero Fiesta; Miguel Fluxá, de Viajes Iberia o Carmen García, de Soltour. El rey estrenó el yate con la infanta Cristina el 22 de marzo del año 2000. Padre e hija salieron a navegar por aguas de la bahía de Cádiz con la embarcación, una de las más veloces del mundo en su categoría.

Nada tiene que ver aquel momento con el actual: ni dentro de La Zarzuela ni fuera de ella. Por eso, más de 13 años después de aquella plácida travesía, cuando los españoles acaban de poner a la institución la peor nota de su historia, un 3.6, el rey ha decidido desprenderse de un regalo que fue muy caro de construir y que hoy, en plena crisis económica y de confianza en las instituciones, es todavía mucho más caro de mantener.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código