[CUMBRE DEL CLIMA]

Sin salida después de Kioto

La Cumbre del Clima de Doha debate cómo sustituir el tratado vigente. Desde la Revolución Industrial, la humanidad ha emitido unos 375 mil millones de toneladas de CO2.

El emirato de Catar acogió hace 11 años el inicio de las negociaciones para liberalizar el comercio mundial. La llamada Ronda de Doha fracasó después de años de negociaciones. El precedente planea sobre la 18 cumbre del clima, cuyo tramo ministerial comenzó el lunes en Doha. No es solo el mal augurio de que el país anfitrión sea el mayor emisor de CO2 por habitante del planeta, sino que las posiciones siguen estancadas. La única opción que queda es prorrogar el protocolo de Kioto –cuyo primer periodo de cumplimiento acaba a final de este año–, aunque se bajen de él Japón, Canadá y Rusia. Así, solo la Unión Europea y Australia quedarían con obligaciones vinculantes a la espera de que en 2015 mejore la economía, la concienciación ciudadana o se alineen los astros para firmar un nuevo acuerdo que entre en vigor en 2020 y que, esta vez, incluya a todo el mundo.

“Este año tendría que ser un año clave, un Rubicón, al terminar el primer periodo del protocolo de Kioto, pero va a quedar descafeinado”, asume José Luis Blasco, socio director de Cambio Climático de la consultora KPMG. En 2007, en la Cumbre de Bali, los más de 190 países reunidos bajo la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCCC, en sus siglas en inglés) acordaron que en 2009 tendrían un nuevo acuerdo que entraría en vigor en 2013 y que sustituiría a Kioto. Nada de eso ha funcionado. En Copenhague, en 2009, ni la presencia de los jefes de Estado desatascó la situación.

“Las acusaciones siguen siendo las mismas”, añade Blasco. Los gigantes en desarrollo (China e India, con el apoyo de Suráfrica y Brasil) temen que les impongan un sistema de verificación de emisiones que destripe su economía. Piden más dinero y, también, mayores objetivos de reducción de emisiones para los países desarrollados, especialmente Estados Unidos. Mientras, Washington insiste en que no puede moverse si no hay objetivos vinculantes para China e India. “Vemos el mismo debate desde 2009”, resume Blasco.

La dificultad radica en que este no es un tratado de medio ambiente, ni siquiera sectorial. Las emisiones de CO2 tienen relación con el sector energético, la industria, el transporte, la agricultura, la deforestación. Según la Organización Meteorológica Mundial, desde la Revolución Industrial, la humanidad ha emitido unos 375 mil millones de toneladas de CO2. Eso ha hecho que la concentración de CO2 en la atmósfera suba de 280 partes por millón a 390 actualmente. Y seguirá subiendo durante décadas. Europa, llega dividida. La UE acepta ir a un segundo periodo del Protocolo de Kioto que cubra la franja 2012-2020, pero hay graves discrepancias por solventar. El secretario de Estado de Cambio Climático, Federico Ramos, destaca el problema del llamado “aire caliente”. Se trata de millones de derechos de emisión asignados a los países de Europa del Este y que nunca usaron debido al desplome de la pesada e ineficiente industria soviética. El problema es que si esos millones de derechos de papel sirven para los próximos años la reducción de emisiones solo será virtual.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código