[DERECHOS CIVILES]

Un ´sueño´ trascendental

El discurso de Luther King fue fundamental para transformar la democracia en EU y acabar con el racismo institucional, pero queda mucho por hacer para erradicar la discriminación.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202INoN3w.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202INoN3w.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202INoN3w.jpg

Este miércoles se cumple el 50 aniversario de la marcha a Washington que marcó el principio de una nueva era en la lucha por los derechos civiles de los negros estadounidenses con un discurso pronunciado por el reverendo Martin Luther King que conmovió al país y al mundo.

Lejos de ser utópico, el “Sueño” que King narró al cuarto de millón de personas que le oían embelesadas en la explanada del Monumento a Abraham Lincoln en Washington era modesto: “Yo tengo un sueño”, dijo King, “Sueño que mis cuatro pequeños hijos vivirán un día en un país donde no se los juzgará por el color de su piel, sino por la naturaleza de su carácter”.

Visto desde una perspectiva histórica, pedirle al país un futuro sin segregación racial y en el que todos los estadounidenses pudieran vivir en paz con igualdad y en armonía, a 100 años de que Lincoln proclamara la emancipación de los esclavos en los estados de la Confederación y posteriormente en toda la nación en 1963, no era algo extravagante. Fue, sin embargo, un asunto de difícil resolución incluso después de que Lyndon B. Johnson proclamara dos leyes fundamentales: la Civil Rights Act en 1964 y la Voting Rights Act en 1965, y hoy se sigue discutiendo si el “Sueño” se cumplió.

Para muchos, la elección de Obama prueba que el “Sueño” se cumplió y el país vive una realidad posracial. El argumento tiene cierto mérito, pues al menos confirma la rectitud moral del llamado a la igualdad racial hecho por King. Además, tampoco debemos olvidar que ahora hay leyes que explícitamente prohíben la discriminación racial, aunque algunas de ellas, como por ejemplo la Voting Rights Act, que instauró el derecho al voto para todos los ciudadanos, aunque hoy está amenazada en nueve estados del sur del país que tienen un historial largo de discriminación contra minorías en las urnas electorales.

Otro adelanto es que en los círculos sociales el discurso abiertamente racista es cada vez más inaceptable, aunque en ciertos grupos persiste la resistencia a aceptar la diversidad. Una encuesta de Reuters/Ipsos publicada este mes muestra que aproximadamente el 40% de los blancos y el 25% de los estadounidenses no-blancos no tiene amigos de una raza distinta a la suya. Solo los Latinos parecen apreciar la mezcla racial en sus grupos sociales, únicamente un 10% de los Latinos dice no tener amistades de otra raza.

La lucha de MLK, y en general la de los movimientos en favor de los derechos civiles de los negros, ha beneficiado también a otros grupos cuyos derechos civiles y humanos no eran respetados en la década de los años 60, hispanos, mujeres, gais. Por otro lado, una encuesta realizada por las universidades Tufts y Harvard reveló que si bien blancos y negros admiten que el racismo contra los negros ha disminuido, los blancos dicen que el racismo contra ellos ha aumentado y que hoy es un problema mayor que el racismo contra los negros. Dato curioso y extraño, ¿no cree usted?

De cualquier modo, de acuerdo a la encuesta del Pew Center recién publicada, más del doble de los negros se quejan de que la policía y los tribunales de justicia no les dan el mismo trato que le dan a los blancos, y la proporción aumenta al tres por uno cuando se refieren al trato que se les da en el trabajo, en tiendas, restaurantes, hospitales y escuelas públicas.

Por otro lado, es cierto que el estándar de vida de los afroamericanos ha mejorado. En educación, por ejemplo, el porcentaje de graduados de secundaria subió de un 25% en 1960 a un 85% en 2012, aunque sigue siendo bajo, y el número de afro americanos con diploma universitario subió de 365 mil a 5.1 millones. En cuanto a su situación económica también ha habido mejoría aunque con rezagos. Según una comparación hecha por The New York Times con datos del Censo en 1960, el 56% de los Afro Americanos recibía ingresos por debajo de la línea de pobreza y para 2011, el porcentaje descendió a un 28%, todavía muy alto y el doble del de los blancos pero mejor.

Yo creo que el impacto político que tuvo ese discurso en Lyndon B. Johnson y en todo el país fue fundamental para transformar la democracia en Estados Unidos, para acabar con el racismo institucional y para reconocer los derechos civiles de las minorías, pero reconozco que queda mucho por hacer para que podamos decir que el pasado ha sido superado por el presente y que el futuro se ve prometedor.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código