Abaji: una vida para la música

El músico franco-libanés Abaji termina su gira mundial esta noche en Panamá. En total ejecutará 10 instrumentos en el Ateneo de la Ciudad del Saber.
El ritmo de Abaji tiene influencia multiétnica. CORTESÍA/Abaji. El ritmo de Abaji tiene influencia multiétnica. CORTESÍA/Abaji.
El ritmo de Abaji tiene influencia multiétnica. CORTESÍA/Abaji.

Llega con una sonrisa y se disculpa por su retraso a la cita con este diario. Es la primera vez que el músico franco-libanés Abaji está en Panamá, y ya se topó de cerca con el tráfico vehicular. Tiene en la camisa la lluvia de bienvenida al istmo.

Abaji muestra el pasaporte lleno de sellos de entrada y de salida. “Lo he tenido que cambiar varias veces”, comenta quien termina su gira mundial esta noche, cuando se presenta de forma gratuita en el Ateneo de la Ciudad del Saber (a las 7:30 p.m).

Su música lleva la influencia de los países que ha visitado, y esto lo resume en “una ida y vuelta”.

“La música que tienen en sus países viene de los españoles, y los españoles tienen influencia árabe. Entonces, es una mezcla de español, árabe e indígena”, dice Abaji, quien nació en Líbano, de padre griego-armenio y madre armenia-siria.

Con un ejemplo, explica cómo se cierra el círculo: en Colombia, en donde ofreció un concierto hace unos días, tocó junto a personas que ejecutan la flauta de millo. “Es una flauta que tiene una boca que proviene de Egipto y que venía de la Grecia antigua. Mi papá tiene raíces griegas”, comenta.

La ´musique´

¿Qué significa la música en su vida? Abaji suspira y se le dibuja una sonrisa. Responde: “Ahh, yo sueño música en la noche”. Y luego cuenta que cuando estaba en el hotel escuchaba una melodía, y como no podía sacar los instrumentos, se puso a cantar.

Así nació la composición que interpretará esta noche junto a la violinista de la Sinfónica Nacional Graciela Núñez, y que bautizó Albe Alba, que significa “corazón del amanecer”.

“Sin que sea mi intención, cuando hablo o me hablan, todo se traduce en música”, admite.

Abaji viene de una familia musical. El primer instrumento que tocó fue la guitarra cuando tenía 11 años.

La única preparación formal que recibió fueron tres meses de guitarra clásica.

Diez años más tarde, cuando llegó a Francia desde Líbano huyendo de la guerra, aprendió a tocar otros instrumentos.

Primero interpretó instrumentos de percusión brasileños, luego el clarinete, hasta llegar a reunir 400 instrumentos en su casa. Esta noche, el músico utilizará solo 10, cantidad con la que siempre viaja. Aunque a veces toca más, porque puede comprar alguno en el país; o menos, porque a la gente puede gustarle más una interpretación que otra.

Además, el franco-libanés compartirá escenario con el percusionista del grupo panameño Paisaxe, Sebastián Garzón.

Su concierto no está estructurado, Abaji asegura componer en el escenario: “Nunca hay dos conciertos iguales, no sé hacer eso”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código