Adams, un revolucionario atípico

Con un llamado a ser felices, entendiendo la felicidad como una decisión, el médico familiar Patch Adams dictó el miércoles una conferencia en Panamá.
Patch Adams LA PRENSA/Jazmín Saldaña. Patch Adams LA PRENSA/Jazmín Saldaña.
Patch Adams LA PRENSA/Jazmín Saldaña.

“No te mates, tienes que hacer una revolución de amor”, fue lo que pensó Patch Adams cuando tenía 18 años, antes de ser hospitalizado por tercera vez en un centro psiquiátrico.

El joven Patch no soportaba que en el mundo hubiera tanto odio y ya no quería vivir en él. Así lo cuenta ahora un señor de 68 años, de melena mitad plateada mitad azul eléctrico que le llega a la cintura.

En la conferencia “Viviendo una vida en alegría”, presentada en Panamá el miércoles pasado, el médico familiar contó cómo llegó a ser ese personaje que inspiró la película que lleva su nombre.

Adams fue testigo en su juventud de la desigualdad de derechos entre negros y blancos y se decepcionó de su país, de la religión, del mundo de los adultos y de los medios de comunicación.

Después de escuchar a Martin Luther King, y caer en cuenta que se puede hacer revoluciones sin violencia, optó por hacer algo al respecto.

A los 18 años decidió ser médico familiar y no cobrarle a sus pacientes y resolvió también ser feliz todo el tiempo. Su forma de ser sería un instrumento de paz y justicia.

“Si soy amigable, el mundo es amigable”, comentó. “Mi meta en el mundo es que nadie sepa lo que significa la palabra guerra, y que sea porque ya no existe la guerra”, dijo ante la audiencia del Vasco Núñez de Balboa.

El médico sustenta que ser feliz es una decisión que trae beneficios para la salud, y que muchas veces la gente la deja pasar por el “paradigma del dolor”.

“Parece que nos gusta sufrir”, dice. El paradigma del dolor tiene tres componentes: la soledad, el aburrimiento y el miedo.

“Si quieren ser felices hagan amigos, y si son amigos de ustedes mismos es más fácil”, propuso como remedio para la soledad.

Para superar el aburrimiento están los libros, y los sentidos. Y para deshacerse del miedo, propone que nos agrupemos.

Finalmente sugirió el ejercicio de la gratitud: “Si tienes comida y un amigo, no hay razón para no ser feliz” .

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código