La Anna Karenina de Joe Wright

La reacción de Keira Knightley no fue precisamente la que uno espera de una dama cuando se enteró del enfoque con que el director Joe Wright tenía previsto encarar Anna Karenina, la más reciente colaboración entre ambos en un drama de época.

Pero en lo que resulta es un relato que se desarrolla como danza filmada, de buen ritmo comparado con la mayoría de los dramas de época y más próximo a la sensibilidad contemporánea que otras adaptaciones cinematográficas de Anna Karenina, protagonizadas por leyendas de la pantalla como Greta Garbo y Vivien Leigh.

La realidad se vuelve fantasía desde la primera escena, cuando un barbero se acerca a Oblonsky, el hermano de Anna (el coprotagonista de Pride & Prejudice Matthew Macfadyen), como un matador que se apresta a lidiar un toro y lo rasura con tres pinceladas veloces de la navaja. Se apartan las paredes, se alzan muebles, los empleados de una oficina se convierten en camareros en un restaurante: Wright prescinde de las transiciones realistas al elaborar un filme en movimiento perpetuo.

La acción en Moscú y San Petersburgo, donde Anna deja a su acartonado esposo (Jude Law) para vivir un romance con un joven oficial de caballería (Aaron Taylor-Johnson) gira en torno a un antiguo teatro.

El cineasta busca nuevos enfoques para llevar esas historias viejas a los espectadores modernos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código