‘Asumo el insulto como elogio’, Cao

El periodista de origen cubano Juan Manuel Cao recopila en su libro ‘El Impertinente’ sus más controvertidas vivencias.

Temas:

Mañana, la obra ‘El Impertinente’ será presentada a las 3:30 p.m. en el salón Boquete del Atlapa, en el marco de la XI Feria Internacional del Libro de Panamá. CORTESÍA Mañana, la obra ‘El Impertinente’ será presentada a las 3:30 p.m. en el salón Boquete del Atlapa, en el marco de la XI Feria Internacional del Libro de Panamá. CORTESÍA

Mañana, la obra ‘El Impertinente’ será presentada a las 3:30 p.m. en el salón Boquete del Atlapa, en el marco de la XI Feria Internacional del Libro de Panamá. CORTESÍA

‘Asumo el insulto como elogio’, Cao ‘Asumo el insulto como elogio’, Cao

‘Asumo el insulto como elogio’, Cao

En el calor de las conferencias, entre el tumulto y la marejada de colegas comunicadores que casi se atropellan por tratar de sacarles las palabras a los mandatarios más reacios, el periodista de origen cubano Juan Manuel Cao, por lo general, termina siendo él mismo la noticia.

Su voz siempre cae como un rayo y sus agudos cuestionamientos penetran tan perspicazmente que ningún personaje del alto poder logra resistirse a contestarle, por más asesorado que esté, aunque sea para insultarlo.

En 25 años, Cao ha labrado su propia fama. Es conductor del programa El Espejo en AméricaTeVe, en Estados Unidos, y funge como corresponsal internacionales cuando se trata de cumbres y reuniones de alto nivel donde siempre urga en lo más profundo, lanza una pregunta y espera, ya por costumbre, lo peor: el mote.

Como buen cubano, hace chicha con los limones, por eso ha nombrado a su último libro El Impertinente, para contar las hazañas logradas en su larga carrera de encuentros y desencantos, si se mira desde la óptica de los cuestionados.

¿Dice usted que el apodo de 'El Impertinente' surgió precisamente estando en Panamá?

Fue en la Cumbre Iberoamericana de 2000, aquella en la que Fidel Castro peleó con medio mundo: con el presidente [Francisco] Flores, de El Salvador; con José María Aznar, de España, y conmigo (hay un video en YouTube, simplemente se halla poniendo Juan Manuel Cao versus Fidel Castro en Panamá). Luego Castro se refirió a mí como un ‘impertinente’ que le había hecho preguntas. Yo pienso que si hacer las preguntas pertinentes me vuelve un impertinente, asumo el insulto como un elogio. El periodismo, si lo quiere ser de verdad, debe tener algo de impertinencia.

¿Cuáles han sido las consecuencias de su posición frente a Cuba?

No tengo una posición frente al Gobierno cubano. Tengo una posición frente a la verdad, y pienso que mi deber como periodista es indagar, cuestionar, analizar, buscar esa verdad. Lo que pasa es que a las dictaduras no les gusta ser cuestionadas. El precio es el de enfrentar las descalificaciones, los intentos de fusilamiento moral y los intentos de ataques físicos, como ocurrió recientemente durante la última cumbre en el parque Porras, de donde tuve que escapar para no ser agredido.

¿Cómo está escrito ‘El Impertinente’?

Son crónicas sueltas, y varias de ellas transcurren en Panamá, que fue el primer país en el que me radiqué al salir de Cuba (desde el 11 de junio de 1986 hasta el 11 de septiembre de 1988) y donde viví con gran intensidad todo el desmoronamiento del régimen militar. De hecho, el libro arranca con la crónica de la insubordinación de Roberto Díaz Herrera y el momento en que fuimos a su casa a buscar una entrevista que terminó encendiendo la chispa de la rebeldía popular.

¿Cuántos hechos ha resumido en su libro?

Hay crónicas a lo largo de más de 25 años: en Panamá, México, Argentina, Nueva York, y un agitado etcétera. Son crónicas que nos hacen preguntarnos si de verdad la guerra fría ha terminado. Algunos amigos me han comentado que por momentos se lee como un libro de aventuras modernas en el que hay espías, derribos de aviones, persecuciones automovilísticas, huracanes, desgracias personales, crisis humanitarias, como la de los balseros, que muchos de ellos terminaron en 1994 en un campamento panameño, etc.

El libro también incluye entrevistas, o encuentros más o menos explosivos, con los mandatarios Rafael Correa, Daniel Ortega, Evo Morales y el fallecido Hugo Chávez, o con cantautores como Joan Manuel Serrat, Pablo Milanés y Silvio Rodríguez.

¿Cuándo tomó usted la determinación de crear este libro?

Empecé a escribir tras el encuentro que tuve con Fidel Castro en Argentina, unos días antes de que este cayera enfermo, pues aquel incidente me colocó en el ojo de una verdadera tormenta política y decidí contar mi parte.

¿Cuáles figuras de la política y la sociedad panameñas están en las crónicas?

Ricardo Arias Calderón y su esposa Teresita; algunos líderes estudiantiles de la época como Irene Perurena, Olga de Obaldía, Walo Araújo, o la magnífica escritora Berna Calvit y su sobrino el cineasta Manuel Calvit. También otros que no conocí personalmente, pero que fueron protagonistas, como el propio Noriega, Roberto Díaz Herrera o Hugo Spadafora.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código