Richard Ford

Asuntos de familia

Fue la mamá de Richard Ford quien le dijo que ser escritor era un oficio honorable. Este novelista obtuvo en 2016 el premio Princesa de Asturias de las Letras.

Temas:

Escritor Richard Ford. Escritor Richard Ford.
Escritor Richard Ford. AFP

Richard Ford supo que ser escritor era un oficio honorable cuando tenía ocho años.

A esa edad, cuando residía con su familia en Jackson, Mississippi, su mamá, Edna Lavon Akin, le dijo que una dama que se encontraron por la calle era importante porque se dedicaba a narrar historias.

Fue su progenitora, quien lo tuvo cuando ella tenía 33 años, y su padre 39, la encargada de confirmarle otra certeza: los que se dedican a las letras causan admiración en ciertos círculos sociales, aunque no siempre ganan mucho dinero.

Quizás por eso, cuando Richard, a los 18 años, 2 años después que su papá falleciera de un ataque del corazón, le compartió su intención de ser novelista. Ella soltó un largo suspiro mientras decía: “¡Ay, Dios mío!”.

Casualmente, su siguiente obra de ficción, Gone, estará dedicada a su padre, Parker Carroll Ford. “Mi padre era maravilloso, pero era un viajero constante por su profesión de vendedor ambulante. Lo recuerdo como alguien ausente y la ausencia terminó convirtiéndose en presencia”, comentó el responsable de El periodista deportivo, título que la revista Time seleccionó entre las 100 mejores novelas desde 1923.

Cuando era joven se metió en algunos problemas con la ley. “Recuerdo que pensamos que era muy divertido robar automóviles y entrar en las casas ajenas. Fue un desafío feliz no ser atrapado. Por supuesto, en algún momento sí me pillaron, y allí la diversión terminó, más o menos. Aunque el reto permaneció”, se sincera quien fue uno de los estelares de la pasada Feria del Libro de Bogotá (Colombia), y cabe señalar que fueron sus abuelos maternos quienes lo ayudaron a regresar al buen camino cuando lo pusieron a laborar en un hotel que administraban en Little Rock (Arkansas).

Desde pronto quiso dejar fuera de su vida el estereotipo que se tiene de los sureños entre algunos estadounidenses, o sea, que son gente supuestamente racista, despreocupada, poco sofisticada y que tienen una descendencia abundante.

Quizás esa sea la razón por la cual el ganador del Princesa de Asturias de las Letras (2016) decidió escapar de esa herencia involuntaria de esclavitud y prejuicios y se abocó a usar la literatura como el único remedio para reconstruir su pasado y su presente.

Este trabajo le ha permitido a este hombre de 73 años ser el autor de 13 obras, entre novelas y cuentos cortos, espacios donde ha explorado los más universales y humanos conflictos: la vida y la muerte, la juventud y la vejez, las derrotas y los triunfos cotidianos. “Con cada libro he dado lo mejor de mí y lo he escrito de la mejor manera que he podido”, dice quien es el único artista en obtener los premios Pulitzer y Faulkner por un mismo título: El día de la independencia (1996). “Abre mis libros y léelos hasta el final y ahí sí soy exitoso, no ganando premios”, explica sobre esas mieles que ha logrado por su pluma.

VEA: Los pasos dados por Richard Ford

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

28 Jun 2017

Primer premio

4 4 9 7

DBAC

Serie: 8 Folio: 4

2o premio

6250

3er premio

9772

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código