Avances que dan esperanza

Un estilo de vida sano, el autoexamen y la mamografía son clave en la prevención. Los estudios se traducen en mejores tratamientos.
Además del autoexamen, se recomienda la mamografía anual después de los 40 años. MCT Direct. Además del autoexamen, se recomienda la mamografía anual después de los 40 años. MCT Direct.
Además del autoexamen, se recomienda la mamografía anual después de los 40 años. MCT Direct.

Durante el mes de octubre de cada año se desarrolla la campaña de la cinta rosada, para concienciar sobre la prevención y detección temprana del cáncer de mama, y la de la cinta celeste, que alude al cáncer de próstata, los dos con mayor incidencia en el Instituto Oncológico Nacional (ION).

El oncólogo clínico Juan Carlos Alcedo, subdirector general del ION, manifiesta que el mensaje es tratar de detectar el cáncer lo más temprano posible, lo cual brinda al paciente un mejor pronóstico. Además del autoexamen de mamas, se promueve la mamografía anual, cuyos resultados pueden ser complementados con un ultrasonido y, en casos especiales, con una resonancia magnética. Algunas guías médicas recomiendan la mamografía desde los 40 años, otras a partir de los 45.

Alcedo destaca que han habido avances en la oncología, el desarrollo de fármacos más específicos, la radiooncología y la cirugía terapéutica y reconstructiva.

En cuanto a las pruebas genéticas, el oncólogo añade que a raíz del fenómeno causado por la actriz Angelina Jolie en 2013, quien decidió hacerse una mastectomía profiláctica basada en los resultados de las pruebas para detectar mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2, muchas mujeres en el mundo comenzaron a interesarse en estos exámenes. Pero, dice, no es tan sencillo como solo determinar si hay o no una alteración genética.

Dependiendo del resultado, las mujeres tendrán que tomar decisiones importantes, como si deben o no hacerse una cirugía de reducción de riesgos (mastectomía o retiro de los ovarios). Para una mujer joven que no ha tenido hijos, enfrentar esa decisión es muy difícil.

Hay que tener una infraestructura que las informe y oriente, con consejeros genéticos, psiquiatras, psicólogos e, incluso, abogados, sostiene Alcedo.

“Los países que han comenzado a hacer estas pruebas tuvieron que legislar para proteger a sus ciudadanos de la discriminación genética. Nuestro país no cuenta con una legislación así. Pueden darse casos en los que una compañía de seguro les niegue pólizas, les aumente lo que tienen que pagar o excluyan de la cobertura el cáncer de mama por su riesgo. ¿Cómo protegemos de la discriminación en los trabajos? Imagine que se sepa que una mujer tiene riesgo de tener cáncer y no la contraten por las ausencias laborales que potencialmente tendría debido a sus tratamientos”. También están las implicaciones legales sobre el derecho de otros miembros de la familia a conocer si esa alteración genética está presente.

“No sé si vamos a esperar que todo esté resuelto para empezar a hacer las pruebas, que además son costosas. La tecnología está y se hacen a nivel privado. Nosotros como ION no contamos con ella ahora mismo y estamos analizando estas implicaciones”.

OTROS DATOS

EN EL ION:

En 2012, se atendieron 517 tumores malignos de mama y 344 de próstata.

AÑO 2013.

Según cifras preliminares, se realizaron ese año 21 mil 599 sesiones de quimioterapia y 37 mil 705 de radioterapia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código