Biblioteca Nacional endurece sus normas

La biblioteca ha visto afectado su inventario de libros panameños por la irresponsabilidad de algunos de sus usuarios.

Temas:

En la biblioteca, ubicada dentro del Parque Omar, hacen falta 42 libros de gran valía. En la biblioteca, ubicada dentro del Parque Omar, hacen falta 42 libros de gran valía.
En la biblioteca, ubicada dentro del Parque Omar, hacen falta 42 libros de gran valía.

Los anaqueles de la Biblioteca Nacional Ernesto J. Castillero han quedado “bocachos”. Resulta que 42 de sus piezas maestras, libros de autores panameños, ahora son “reemplazados” por un vacío, gracias a que usuarios que pidieron prestadas las obras no las han devuelto o las han sacado a hurtadillas una a una del centro depositario de textos más importante del país.

La situación causa malestar entre los encargados de la labor de preservar la memoria nacional bibliográfica. Los libros de la sección Fondo Nacional (sala panameña) son considerados tesoros, no solo por su contenido, sino por la dificultad que representa conseguir textos originales que datan de varias décadas y que por tanto no se vuelven a imprimir en las editoriales.

La isla mágica, del célebre escritor Rogelio Sinán, ganador del premio Ricardo Miró, es una de las perlas de la literatura istmeña que encabeza la lista de obras físicas desaparecidas de las estanterías de la biblioteca.

“Este valioso ejemplar (entregado por el propio autor a la biblioteca como parte de la ley de depósito N° 47 de 1946) fue prestado y no ha sido devuelto”, indica Guadalupe de Rivera, subdirectora técnica de la biblioteca.

Indica que otros materiales en “riesgo” suelen ser los textos de historia, geografía, usados para fines escolares o universitarios y novelas que se asignan como lecturas obligatorias en planteles educativos y en general.

“En muchas ocasiones hemos prestado el ejemplar 1 (el original), para consultas en la sala, sin embargo, algunos usuarios burlan las advertencias y se lo llevan sin permiso”. Incluso llenan las volantes con datos falsos como el número de celular, haciendo imposible a las bibliotecarias la tarea de recuperar un determinado ejemplar, explica de Rivera.

Esa serie de anomalías, llevó a la Fundación Pro Biblioteca Nacional de Panamá a emitir un comunicado público el pasado 1 de junio, en el que determinaba que todo el material de la colección nacional solo podrá ser consultado en la sala, haciendo alusión a que las políticas de préstamo han sido quebrantadas por algunos usuarios dejando “gravemente afectado” el archivo bibliotecario.

De esta manera, queda prohibido el préstamo para el domicilio, que era una de las facilidades que ofrecía la entidad cuando se trataba de ejemplares con existencia plural.

La medida podría ser aplicada de forma temporal, si con el anuncio, los libros desaparecidos retornan por voluntad de los usuarios a la biblioteca.

Para evitar futuras pérdidas, la fundación está elaborando un proyecto piloto para digitalizar los textos únicos, y de esta forma asegurar la existencia de los títulos.

Otras de las previsiones es aumentar la multa a los usuarios que exceden el plazo de entrega de los libros, ya que actualmente se cobran solo 10 centavos al día por los retrasos en la devolución de los textos.

Si las medidas temporales, no resultan efectivas, los directivos de la biblioteca no ven otra vía que, irremediablemente, exponer las denuncias ante las autoridades competentes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código