Bon Vivant Enoteca-Delicatessen

En este establecimiento puede pedir enlatados, ´delicatessen´, emparedados o platos elaborados.

Es un concepto híbrido, que puedes recoger a primera vista, con un poquillo de perspicacia, ya que cuando entras pasas por el sector “tienda”, luego las neveras de quesos, embutidos, congelados; una barra en U, la cava de vinos y al fondo, o sea al frente de la excasa de barrio, un área con mesitas y una terraza con carpa.

El menú te informa que puedes comer “de la lata”, o bien probar las tablas de quesos, charcutería, etc., o pasar a platos de cocina.

Comenzamos con un frasco de salsa romesco que recogí de un anaquel y mandé a abrir en espera de embutidos y quesos, y un poco de pan, luego el ubicuo pan amb tomaquet, que hecho con ciabatta y tostadito, cumple con quitarle el filo al hambre.

En ocasiones, te encontrarás con ofertas de vino (dos por una, p.e.) o comida (descuento si llueve): unas apetitosas, otras divertidas. Atinamos a probar un ensayo de tres sales de espuma (la parte más rica de la zafra) saborizadas, y tres diferentes aceites de primera prensa: varietales arlequina, picual y royal, en grado creciente de intensidad.

Luego, una tabla de tres patés: mousse de pollo, delicadita; de foie de pato, voluptuoso; y paté de campaña, campechano y desinhibido. El jamón de bellota, extraordinario: puedes pedirlo de 18, 24 y 36 meses. Nos fuimos por el de 24 como punto medio. Con buen viento tras la vela de la gula, nos zampamos (no hay otra palabra) una cata de tres quesos suaves, de costra blanca (elegidos, con nuestra manita, de las neveras), cada uno más delicioso y aromático. Caveat emptor, con la lactosa. Mientras dura, la dicha es buena.

Pasando a materia caserita, probamos un emparedado, el pepito. Filete tiernito troceado y salteado, con un encurtidito de ajos, cebolla y pimentón, que estaba divino. Una escalivada generosa, con berenjenas, morrones y cebolla, absolutamente extraordinaria y buena compañía para el resto del repas.

Para bajar un poco lo que ya había trascendido, pedimos una ensalada apoteósica de mesclun, lechugas, queso bleu, almendras, arándanos secos. Parecía enorme e insuperable, pero no quedó ni aderezo en el platón.

Luego, un pulpo salteado con alcachofas y pimentón ahumado, tiernísimo. Una ración de patitas de cerdo caseras, simplemente sudadas con cebolla, ajo, y acto seguido, tres pimientos de piquillo rellenos de molido de chorizos con patitas, también sencillo pero absolutamente extraordinario. Y siempre repellado por pan y aceite de oliva, que no faltan.

Sellamos con unos helados de Grand Clement y unos marrons glacés al brandy, que estuvieron, como el resto de la velada, superlativos. Dixit.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Blogoterapia Seis desafíos logísticos que Panamá debe enfrentar

Desde el entrampe del puerto de Corozal hasta el chasco del apagón del Aeropuerto Internacional de Tocumen  la peor amenaza a nuestro desarrollo logístico con los nuevos hábitos de la politiquería criolla.
LA PRENSA/Archivo

La logística parece que es la clave para la ventaja competitiva de Panamá y la forma más efectiva que tiene el país para insertarse en la economía mundial. En principio lo estamos haciendo bien pero hay amenazas ciertas e inminentes que pueden truncar nuestro desarrollo logístico.

He identificado los 6 desafíos que pueden debilitar nuestra plataforma logística:

1. El cambio climático: no solo los fenómenos climáticos extremos tienen un efecto directo sobre el movimiento de carga y pasajeros y la complementariedad regional que Panamá ofrece se ve afectada por los huracanes, sequías e inundaciones que afectan a nuestros vecinos. Además, si se derriten más los polos y glaciales del mundo, la afectación directa a nuestros puertos y aeropuertos será muy sería. La apertura de la ruta polar por el Norte también desviará importantes volúmenes de carga que actualmente transitan el Canal de Panamá.

2. La ruta de la seda: por siglos caravanas de comerciantes, incluyendo a Marco Polo recorrieron los caminos que unían Europa con la China. Ahora, este país está impulsando un megaproyecto de cientos de miles de millones de dólares para crear una red de súper carreteras, ferrocarriles, oleoductos y gaseoductos que moverían carga y pasajeros de Europa hasta Asia y viceversa. Este es un proyecto que seguramente tomará décadas pero irá retirando carga de los puertos y del Canal panameño.

3. Manufactura digital: ¿por qué hay tantas fábricas en Asia? La respuesta es que los costos laborales, ambientales y regulatorios son más baratos y eso permite producir más eficientemente en estos países lo que significa mayor transporte de mercancías desde los centros de fabricación hacia los centros de consumo que en su mayoría están ubicados en Occidente de allí que el Canal de Panamá y los puertos panameños, la zona libre de Colón, Panamá Pacífico se benefician de esta localización mundial de la fabricación y de consumo. Hay una tecnología de manufactura que está apunto de romper con todo esto. Se trata de la impresión 3D, que permite fabricar solo cuando se necesita, lo que se necesita y con una calidad extraordinaria todo tipo de mercancías. Esta tecnología va a ser clave en la recuperación de los sectores manufactureros en Occidente. Eso significa menos carga por el Canal, menos trasbordo en los puertos, menos negocio para Zona Libre.

4. El desarrollo económico asiático: Asia se empieza a convertir en el gran consumidor de sus propios productos. Esto significa menos carga y menos transito por Panamá.

5. La falta de capital humano en Panamá: el sector logístico ha podido crecer fundamentalmente con la mano de obra existente en el país. Su crecimiento en el futuro dependerá de poder generar valores agregados para las operaciones logísticas. Aspectos como la trazabilidad y rastreabilidad de los productos y mercancías supervisada, de comercio electrónico, el ensamblaje a la carta por la operación de nuevos servicios financieros vinculados a la logística, todos estos requieren de mano de obra sumamente especializada que no tiene el país. Aunque, existe capital humano en otros países, no necesariamente será fácil atraerlos a Panamá porque hay una guerra mundial con este tipo de talento. Para ponernos al día en esta materia, se necesitaría cientos de millones de dólares en formación de personal, y sobre todo en la creación de escuelas e institutos de logística que contribuyan al desarrollo futuro del país.

6. Los pecados de la clase política panameña: desde el entrampe del puerto de Corozal hasta el chasco del apagón del aeropuerto internacional de Tocumen la peor amenaza a nuestro desarrollo logístico con los nuevos hábitos de la politiquería criolla, ya sea por ineptitud o por corrupción o intereses creados o tráfico e influencias están estrangulando el desarrollo logístico del país.

Cada proyecto que se retrasa, cada infraestructura con sobre costos, cada sector al que se le restringe la competencia terminan perjudicando nuestra competitividad y la oferta de negocios que puede ser Panamá. Esto nos ancla al subdesarrollo en todos los sectores, no solo en materia logística, sino en todos los otros temas de importancia nacional. Este es el principal reto que debemos resolver.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código