Buena hidratación, vida saludable

Hidratarse ayuda a mantener un buen funcionamiento de los órganos del ser humano, destacan expertos.
No hay una recomendación precisa en cuanto al consumo diario de agua que se pueda aplicar a todas las personas. FOTOLIA. No hay una recomendación precisa en cuanto al consumo diario de agua que se pueda aplicar a todas las personas. FOTOLIA.
No hay una recomendación precisa en cuanto al consumo diario de agua que se pueda aplicar a todas las personas. FOTOLIA.

Llevar una vida saludable no solo abarca comer bien o mantener una actividad física adecuada, también incluye una buena hidratación de acuerdo con los requerimientos de cada persona.

Hidratarse de forma correcta ayuda a mantener un buen funcionamiento de todos los órganos del ser humano, desde la función cardiovascular hasta el desempeño psicológico y cognitivo, recuerda el doctor Robert Murray, miembro del Colegio Americano de Medicina del Deporte.

Estudios recientes demuestran que la deshidratación tiene un efecto en el funcionamiento cerebral, manifestó el especialista en la serie científica latinoamericana IV “Simposio vida activa saludable”, realizada hace poco en Argentina.

Tareas simples que requieren menos energía cognitiva, como el tiempo de reacción, se ven menos afectadas por la deshidratación que las tareas más complejas, como la memorización, comenta el doctor Matthew Ganio, profesor asistente de ciencias del ejercicio en la Universidad de Arkansas, Estados Unidos.

La deshidratación puede afectar más el estado de ánimo que la cognición. Por ejemplo, puede disminuir la capacidad de concentración y reducir la atención, reitera Ganio, también participante de la jornada científica.

Investigaciones indican que los niños también se deshidratan con frecuencia y reciben el mismo impacto que los adultos en aspectos cognitivos y de estado de ánimo, agrega el galeno.

CONSUMO DIARIO IDEAL

A pesar de lo antes mencionado, no hay una recomendación precisa en cuanto al consumo diario de agua que sirva para todos, resaltan ambos doctores.

Un individuo determinado puede tener distintas necesidades diarias de consumo de líquido dependiendo de factores como el entorno (calor) y la actividad (ejercicio).

Se deben atender indicadores como la sensación de sed o el color de la orina, en donde un tono oscuro es indicativo de falta de líquidos, indica Murray.

No obstante, algunos estudios sugieren que el consumo adecuado de líquido para un adulto varón de 19 a 30 años es de 3.7 litros diarios y de 2.7 litros diarios en el caso de las mujeres, menciona Ganio.

En los menores de edad es de 2.4 litros diarios, en el caso de los niños de 9 a 13 años y 2.1 litros diarios para las niñas. El consumo adecuado para los niños (varones y mujeres) de 1 a 3 años es de 1.3 litro diario y de 4 a 8 años es de 1.7 litro diario.

Ganio deja claro que todas las bebidas están compuestas en gran parte por agua, así que su ingesta cuenta para cubrir la necesidad diaria de líquidos. Incluso las bebidas con un contenido moderado de cafeína aportan parte del agua que requiere el cuerpo.

La única excepción son las bebidas alcohólicas que tienen un fuerte efecto diurético, es decir que aumentan la producción de orina, advierte.

Sin embargo, una ingesta de agua “un poco por debajo de lo recomendado” no implica un riesgo de muerte; el riesgo es en el caso de la deshidratación extrema y constante, subraya Murray.

Lo ideal es que cada individuo se mantenga atento a sus requerimientos de líquidos, sostienen ambos doctores.

Entrenamiento muscular en los adultos mayores

Las personas a medida que van envejeciendo afrontan una pérdida en la fuerza muscular que representa una baja de 1% y 2% por año a partir de los 40 años, señala el doctor Jorge Cancino López, profesor de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación de Chile.

Es por esta razón que la falta de entrenamiento muscular en estas personas afecta sus actividades diarias y puede aumentar el riesgo de caídas y por consiguiente de fracturas óseas. El entrenamiento muscular busca aumentar la fuerza y con ello aminorar el deterioro que sucede con la edad, y debe ser un entrenamiento individual y con chequeo previo. Sin embargo, en general se recomienda la combinación de ejercicios de predominio aeróbico, combinado con ejercicios de fuerza.

Es preferible que tenga una frecuencia diaria, pero para eso deben comenzar con programas dos veces por semana para llegar a un óptimo real de tres a cuatro veces a la semana.

FANNY D. ARIAS CH.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código