Café Barko

Cocina criolla con imaginación y precios decentes, más un menú tipo ´espanglish´ y unos postres buenos.

Me llamó la atención fue el menú en espanglish. La decoración del sitio evoca motivos de mola y de nuestra herencia cultural, con la ligera excepción del pasillo que da a los baños, que es como caerse por el hoyo de Alicia en el País de las Maravillas.

Pedimos unas hojaldras que vinieron en una presentación súper novedosa, con una salsa picosilla de un lado y del otro, miel de abeja. Venían cortadas en bastones, rellenas de queso blanco. Lástima que algunas estaban un poco crudas por dentro. Ah, y tenían un leve sabor a comino, which is good (ya que el menú es espánglish, la reseña le sigue la marca). El ceviche Barko viene con leche de coco dulce, lo que alucinó a RdT. Después probamos un crab cake que vino sobre una ensaladilla de tomate, lechuga, guisantes, frijoles, zanahoria y pepino, con un aderezo de sésamo. Desafortunadamente también trajo una especie de salsa tártara encima de la albóndiga de cangrejo, que le dio un saborcillo de Big Mac que no procedía. Lose the sauce, please.

Seguimos con una ensalada de berro divina (con aderezo de ajos rostizados) colmada de queso canasta y concentrado de tomates hecho en casa, con toques de aceites de achiote y de culantro. Most excellent, dude.

Pasamos a los platos fuertes y elegimos el chuletón de cerdo, que vino con una salsa de ron añejo y melaza, y papines salteados con romero.

Además, comimos un robalo con risotto de lima-limón estrictamente para gente con deficiencia de ácido cítrico: a mí me encantó, pero al que no pueda con una bola de tamarindo, entonces que ni pase por Go, ni reciba $200. El robalo estuvo perfectamente sellado, buena porción. Todo impecable hasta la hora de los postres.

Hubo un “Pie de guayabita a la mode” que venía en forma de tartaleta y tenía textura de afrecho. Luego nos dimos cuenta de que la parte de la pasta de guayaba estaba echada hacia un lado y lo disfrutamos más. Otro postre, el flan de miel de caña con coco, tenía buen sabor, pero la textura estaba como cortada. “La pegamos” con un arroz con leche que venía con pinta de “bien me sabe”; encima del arroz tenía una cobertura de chocolate oscuro, delgada y crocante, que lo puso a otro nivel. El arroz estaba prendido en canela, pero nos gustó mucho. Tienen bar completo, lista de vinos. Volvería con mi propio “cuara“. Dixit.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

25 Feb 2017

Primer premio

6 9 8 8

AAAA

Serie: 7 Folio: 6

2o premio

5977

3er premio

9957

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código