Caja de letras

Alicia E. González M.

Loor a mi árbol de guayaba

“Vales una guayaba”. Aunque tú digas lo contrario y te vanaglories de tu tener, “vales una guayaba”. Es una frase que se escucha en el léxico del panameño y que lo dicen con desdeño desde el más pobre hasta el más rico.

Qué decir de mis paisanos santeños, que con denodado empeño cosechan y  disfrutan esta deliciosa fruta, por lo que jamás pueden dejar al árbol fenecer; lo cultivan con placer, de generación en generación, pero nunca lo defienden de aquellos que lo desfavorecen, como si la guayaba no valiera ni su contenido especial.

“Vales una guayaba”. ¿Acaso sabes del gran poder de esta fruta tropical, esa fruta que es casi mágica y que es primitiva de América, de Europa y Oceanía, además de sus grandes propiedades?

“Vales una guayaba”. Hoy frente a mi árbol de guayaba estoy cosechando, lo que otros jamás podrán, aquí estoy con un gran concierto de pájaros fruteros, deleitándose de mi árbol de guayaba.

Loor a mi árbol de guayaba.

Argel Ocampo

Ojitos

En completa paz viviría en su sublime mirada.

Complacida me perdería en sus sublimes ojos.

Con completa pureza tocaría sus sublimes labios y, en oportuna inocencia, besaría su sublime sonrisa. Suspiro al imaginar que con su sublime voz convierta un te quiero en una realidad, porque todo lo suyo es sublime.

Perfectos y  tiernos recuerdos en mi alma  tengo por haberle visto.

La posibilidad de no verle más me complace en desearle su juicio y su condena por haberme robado la tranquilidad. Que sea mi esperanza de verme en sus ojos su perdón.

Madin Villarreal

No Existe

Todo sucede, todo,

solo que  no tienes control sobre ello.

Los sentimientos inundan el alma y quieren surgir, salir al exterior.

Nadie contesta, tu corazón late y late, la sangre fluye, pero aun así nadie se mueve. Las miradas oscuras atraen y el amor rompe barreras inexistentes, cosas que solo resultan de tu burdo intento de convicción.

Solo por amor se entrega el alma, solo por amor se rompen sueños y, solo por amor, los cuerpos yacen muertos. Quieres abrazos y pagas un precio más alto que tu alma. ¿Quieres más o solo que el amor te apriete el cuello? Voces suenan a la distancia, truenos hacen retumbar la tierra, pero en tu interior todo es silencio.

Tu cuerpo tiembla bajo la lluvia, otro rayo cae, siguen dos. ¿Qué será del mundo si no existe Dios?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código