Calamaro: ´¡50 años no son nada!´

En su quincuagésimo cumpleaños, el músico argentino Andrés Calamaro sigue vigente en los escenarios del mundo.

Elevado por derecho propio a los altares del rock argentino, Andrés Calamaro celebra hoy su quincuagésimo aniversario mientras disfruta de unas vacaciones en su ciudad natal, Buenos Aires, antes de retomar su actividad con varios conciertos en Estados Unidos.

El músico argentino mantiene una presencia constante en escenarios de ambos lados del Atlántico, con paradas recientes en países como México, España o Perú. En septiembre y octubre ya tiene fechas confirmadas en Los Ángeles, Las Vegas, Nueva York, Miami y Chicago.

Andrés Calamaro Masel llegó al mundo el 22 de agosto de 1961 y, desde muy temprana edad mostró su pasión musical. Primero se curtió en un sinfín de bandas menores y en 1981 pasó a formar parte de Los Abuelos de la Nada, conjunto dirigido por uno de sus grandes referentes: Miguel Ángel Peralta.

Mientras estuvo con Los Abuelos, el creador también actuó como tecladista en la banda de Charly García, y publicó el primero de una serie de discos en solitario entre los que cabe destacar Hotel Calamaro (1984) o Nadie sale vivo de aquí (1989).

A finales de la década de 1990, tras haber sido productor de grupos como Los Enanitos Verdes o Los Fabulosos Cadillacs, Calamaro trabó amistad con Ariel Rot, que por entonces ya era una celebridad en España por su condición de miembro del grupo Tequila. En 1990, ambos fundarían en Madrid una banda mítica: Los Rodríguez.

Las luchas de egos acabarían con la formación en poco más de seis años, pero entre medias quedaron álbumes como Buena suerte, Sin documentos y Palabras más, palabras menos, tres títulos que convirtieron a Los Rodríguez en un grupo de éxito masivo.

Calamaro arrancó en 1997 su segunda etapa en solitario con Alta suciedad, un álbum de rock clásico que incluía canciones como Loco, Flaca, Me arde o Crímenes perfectos.

Luego llegarían Honestidad brutal (1999) y El salmón (2000), posiblemente los dos mejores discos de “Andrelo”, que a continuación sufrió un bloqueo que le mantuvo cinco años en silencio. Durante aquella pausa se llegó a temer una retirada prematura, aunque el propio Calamaro se encargó de desmentir los rumores en 2004 con el lanzamiento de El cantante.

Este giro hacia las músicas de raíz continuó en los dos siguientes trabajos del guitarrista, El palacio de las flores y Tinta roja, ambos editados en 2006.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

21 Jun 2017

Primer premio

4 1 8 3

CBBB

Serie: 20 Folio: 9

2o premio

3006

3er premio

0364

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código