Cardenal, la revolución y la fe

El poeta nicaragüense Ernesto Cardenal recibió el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, en medio de aplausos y controversias.

Ernesto Cardenal es sin duda una de las voces más originales de la lírica latinoamericana, al mezclar en su poesía el compromiso social y el misticismo cristiano.

El poeta, sacerdote, revolucionario y ministro nacido en Granada, Nicaragua, en 1925, quien recibió el XXI Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, vivió uno de los momentos de más efervescencia intelectual y política de la América de mediados de siglo XX en la que convivían las luchas revolucionarias, la creación literaria y uno de los fenómenos culturales más complicados e interesantes de la región: el alumbramiento de la Teología de la Liberación. La controvertida doctrina intentaba ejercer un cambio profundo en las estructuras sociales a través de la fe cristiana, lo cual no fue visto con buenos ojos por el Vaticano.

El teólogo brasileño Leonardo Boff, uno de los fundadores del movimiento, explicó el descontento de la Iglesia refiriéndose a que “se trata de una teología que pide cambios en la iglesia y en la sociedad y ese discurso era el de la izquierda. Por eso nos acusaron de estar aliados a los marxistas, que era un caballo de troya mediante el cual entraría el marxismo”.

De hecho, uno de los momentos más icónicos de la trayectoria vital del poeta se dio cuando en 1983 el papa Juan Pablo II lo amonestó públicamente a su llegada al aeropuerto de Managua, al que no le agradaba su pertenencia al gobierno sandinista ni su defensa de esta doctrina.

Para la catedrática de literatura hispanoamericana, Alondra Badano, “es un caso en que la persona y la poesía se suman además en un momento de América Latina donde crece el sentimiento religioso al lado del sentimiento de liberación nacional que fue el perfil de los años 70. En esa época se abrió un identitario múltiple y heterodoxo religioso, político y creador. Ernesto Cardenal pertenece a ese espectro”, apunta.

Poesía

Cardenal es autor de algunos de los títulos fundamentales para comprender el momento histórico que vivía Latinoamérica al representar en muchos de ellos una viva conciencia de las contradicciones pavorosas de la época. Los Epigramas, la Oración por Marilyn Monroe, Salmos, el Canto Cósmico y el Evangelio en Solentiname son algunos de ellos.

Su obra poética se enmarca dentro de una corriente que él denominó como “interiorismo” que se caracterizó por el lenguaje sencillo y la eliminación de la metáfora para privilegiar las imágenes conocidas. En sus propias palabras, Cardenal la define como “una palabra creada en Nicaragua para designar el tipo de poesía que nosotros preferimos”.

En opinión de Badano, Cardenal es un poeta “de amplia libertad”, ya que “trabaja con con la estructura salmódica como asimismo con el verso libre y en sus versos amorosos manifiesta un romanticismo tardío”.

Para Iván Carrasco, estudioso de la obra del nicaragüense, en su ensayo Ernesto Cardenal. Introducción a su vida y obra, la obra de Cardenal muestra “una escritura de gran amplitud temática y léxica, de sintaxis simple, referencias variadas y complejas, algunas muy claras para que todos las entiendan, otras muy específicas. Es una poesía que participa de la lucha liberadora de los pueblos y denuncia con actitud profética los pecados sociales, institucionalizados, estructurales, de las sociedades de este mundo”.

Muchos conocedores de la lírica latinoamericana han visto en su estilo una influencia del prosaísmo de Nicanor Parra, y mucho se ha comentado sobre las “referencias pop” en sus poemas, por ejemplo en la Oración por Marilyn Monroe. Sin embargo, lo cierto es que, cuando de influjo se trata, Cardenal manifiesta la contribución de la poesía en lengua inglesa a su creación, muy especialmente, la lírica de Walt Whitman, T.S. Eliot y Ezra Pound, al que tradujo al castellano.

El poeta declaro al diario español ABC que “a mí sobre todo me ha influido Pound, que es el que me enseñó algo muy importante en la poesía: que en ella caben todos los temas, igual que en la prosa; que la poesía no es algo muy especial y exclusivo, sino que cualquier cosa puede ser incluida en un poema, desde datos biográficos hasta chistes, anécdotas, documentos, cifras... todo puede caber en la poesía. Mi poesía está llena de todo”.

revolución perdida

Ernesto Cardenal proviene de una próspera familia burguesa de la Nicaragua de la década de 1920.

En 1956, experimentó el llamado al sacerdocio y decide ingresar en el monasterio de Our Lady of Gethsemani, en Kentucky, Estados Unidos, el que abandona para cursar estudios de teología en el monasterio benedictino de Cuernavaca, México. En 1965 es ordenado sacerdote en Managua y funda en una de las islas del archipiélago de Solentiname una comunidad cristiana, a la vez que colabora activamente con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en contra de la dictadura de Somoza. En 1979, luego de la victoria de la revolución fue nombrado Ministro de Cultura del Gobierno del FSLN hasta 1987. Sin embargo, en 1994, el poeta se desliga del FSLN por su vena autoritaria y se convierte en un duro crítico del régimen al que tacha de “dictatorial”.

A sus 87 años, dentro del actual gobierno de Daniel Ortega, Ernesto Cardenal se considera “un perseguido en Nicaragua”. “Muchas cosas no las puedo decir”, declaró en entrevista al diario español El País.

Entre todo, aún hay lugar para la poesía. Como expresó al rotativo El Mundo “el primer lenguaje fue la poesía. La prosa vino luego. La poesía mantiene vivos los ideales y anuncia un mundo mejor. Ya lo dijeron los profetas de la Biblia, tan cercanos a los poetas. La poesía es anuncio y denuncia. Anuncio de un mundo nuevo y denuncia de la injusticia”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código