Células con potencial regenerativo

Las células madre tienen el fin de reparar, reubicar, mantener o mejorar la función del órgano que se ha perdido por anomalías, enfermedades o envejecimiento.

El ser humano se mantiene vivo porque cada segundo que transcurre, 15 millones de células sanguíneas expiran y son reemplazadas en su organismo.

Así lo expuso el científico Arnold Caplan, profesor de biología y director del Centro de Investigación Musculoesquelética en la Universidad de Case Western Reserve en Cleveland, Estados Unidos, durante la conferencia “La medicina del futuro en el presente”, organizada por la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación y el Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología.

Su ponencia denominada “La ciencia de las células madre mesenquimales (MSC, por sus siglas en inglés) y la medicina regenerativa: la terapia celular, la nueva medicina”, el doctor Caplan la empezó señalando que existe una diferencia entre medicinas y la regeneración.

Por ejemplo, indicó que la insulina es usada para tratar la diabetes pero no para curar la enfermedad, mientras que la nitroglicerina es utilizada para tratar la angina de pecho, pero no cura dicho problema cardiaco. En ambos casos se necesita la regeneración del tejido dañado.

En este sentido, el doctor Caplan fue enfático al señalar que ningún medicamento puede regenerar un tejido por sí solo; pero las células madre, sí.

Este científico, que tiene experiencia en el área musculoesquelética y en el desarrollo de la piel, explicó que las células y la terapia celular están empezando a ser administradas por la Food and Drugs Administration de la misma manera en que se administran los fármacos.

Y es que las células no son agentes moleculares individuales, sino que son, más bien, agentes de sitios regulados, capaces de adaptarse a funciones muy complejas que implican una multitud de factores bioactivos.

En otras palabras, el científico recalca que las células madre no son más que medicina regenerativa, a través de ingeniería de tejidos in vitro para la posterior implantación in vivo, o de la regeneración de tejido en vivo, con el propósito de reparar, reubicar, mantener o mejorar la función del órgano que se ha perdido por anomalías, daños, enfermedades o envejecimiento.

Las MSC adultas son pericitos, y se encuentran en todo el organismo. Sus funciones son las de estabilizar los vasos sanguíneos y permitir la regeneración del tejido dañado, recalca el doctor Caplan.

Expuso que con la ingeniería de tejidos se puede extraer células de la médula ósea para luego aislar y cultivar las MSC, de manera que estas puedan ser utilizadas para regenerar tejido dañado de cartílago, hueso, tendón-ligamento y grasa.

Las MSC no son células del estroma. El estroma es un término genérico para el tejido conectivo que se encuentra en y alrededor de casi todos los órganos y tejidos, dijo el doctor Caplan, quien añadió que las mismas se encuentran en células perivasculares e, incluso, en grandes vasos, pero no en el tejido conectivo genérico.

Las MSC se encontraron como células perivasculares e incluso en grandes vasos en la adventicia, pero de nuevo no en el tejido conectivo genérico.

En su ponencia, el doctor fue enfático el señalar que las MSC son como farmacias, capaces de regenerar tejidos dañados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código