Crecer de forma acelerada

De balones a celulares inteligentes y de trajes a estampados, los niños de 8 a 13 años han cambiado sus gustos por aquellos más asociados a la adolescencia.

El ser humano, a lo largo de su vida, debe desarrollar un sinnúmero de capacidades y destrezas que lo preparan para superar con éxito cada una de las crisis del ciclo vital. Esto quiere decir que para cada etapa existen tareas, capacidades que fomentar, metas por alcanzar, entre otros aspectos que se deben ir trabajando en la etapa estipulada para cada experiencia, comenta la psicóloga especialista en niños y adolescentes Aychell Samaniego.

Afirma que el crecer de forma acelerada representa déficits en ciertas habilidades, como consecuencia de recorrer cada etapa de forma prematura.

“Este crecimiento inapropiado también provoca la toma de decisiones poco acertadas y dificulta el proceso de búsqueda de identidad, formación de autoestima y autoconcepto que se da en la adolescencia”, dice.

Aunque las etapas de crecimiento y desarrollo en términos generales no han cambiado, “son los tiempos los que sí, igualmente las percepciones que tenemos de cada etapa y los comportamientos, pensamientos y sentimientos que esperamos en cada individuo de acuerdo con su edad”, asegura.

lo que quieren

Las chicas están comprando muchos colores neones en sus tops y shorts. También están empezando a usar los jeans estampados que vienen “súper fuerte” para esta temporada. Los vestidos pegados estilo herve leger también son un must en las jovencitas que ya empiezan a ir a las fiestas de quinceaños, afirma Zanya López, compradora del departamento de Juniors del almacén Félix B. Maduro.

López, quien observa que las chicas de hoy buscan algo más allá que lo que sus padres autoricen, afirma que son ellas las que tienen la última palabra a la hora de comprar.

La responsabilidad de este cambio en las tradiciones a la hora de vestir de niñas y preadolescentes lo adjudica naturalmente a la moda: “El estilo de las chicas de hoy es un poco más osado a la hora de vestir, sobre todo en esta época en la que los jóvenes tienen tantas herramientas como la tecnología para estar pendientes de lo que está de moda”.

La psicóloga Samaniego explica que esto se debe a la gran cantidad de propaganda que llega directamente a los niños a sus cuentas de correo electrónico y redes sociales, sin ningún tipo de filtro o supervisión de adultos, así como las fuertes competencias de marcas que buscan acaparar la atención de los más pequeños.

Los padres deben estar pendientes e involucrarse en sus compras y decisiones de sus hijos, advierte López.

“Temas como estos deben ser discutidos en casa entre padres e hijos, donde se propicie un clima de armonía y respeto a las diversas opiniones, con miras a llegar a acuerdos acerca de las reglas y consentimientos a través de negociación”, aconseja Samaniego.

Aprender a ´rumbear´

“Quieren sentirse que es una fiesta de grandes”, asegura Judy Amado, planeadora de eventos, quien con su empresa organiza los populares teen parties, “una fiesta de cumpleaños adicional que los preadolescentes quieren celebrar, sin sustituir a los quinceaños, típicos de nuestra cultura. Son considerados como una bienvenida a esta edad”.

La música y los temas diversos y creativos son la norma: “Debe ser bello, de acuerdo con su sentido de estética. El tema, muy moderno o algo que esté muy vigente y creativo”.

Explica que estas fiestas, en las que no suele (o no debe) haber alcohol, inician a las 8:00 o 9:00 p.m. y terminan cerca de la 1:00 a.m.

La participación de los padres debe ser crucial en el momento de las tomas de decisiones, ya que las expectativas y prioridades entre ambas partes serán muy distintas y uno querrá imponerse ante el otro.

“Realmente, lo que importa es que todos estén de acuerdo en que la fiesta de un joven no es igual a la que le gustaría a sus padres. Sin embargo, es importante que estos definan las reglas al inicio para evitar disgustos con sus hijos, aunque son los padres los que aprueban y desaprueban todo. Son quienes corren con todos los gastos y, definitivamente, ponen los límites”.

Todo a su debido tiempo

De acuerdo con una publicación del diario argentino La Nación, en términos generales los chicos que presentan un “crecimiento” acelerado muestran una personalidad desintegrada e inestable, tal como sucede en la adolescencia. Sus gustos son específicos, manejan la tecnología a la perfección y la imagen personal pasa a ser muy importante.

El primer paso, según Samaniego, para identificar que sus hijos presentan comportamientos inapropiados para su edad es informarse de cuáles son las conductas esperadas para cada niño o niña de acuerdo a su edad y su etapa de desarrollo, ya sea a nivel intelectual, emocional y social.

Ante esta situación, se aconseja a los padres mucha supervisión, mantener la comunicación cara a cara, incrementar los tiempos de compartir en familia y guiar a sus hijos e hijas en el uso adecuado de la tecnología.

Y a los más chicos, vivir cada etapa de la manera más natural posible, sin dejarse influenciar por las presiones sociales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código