´Cuates de Australia´, la sequía de un lugar perdido

El documental mexicano ´Cuates de Australia´ se ha presentado y ganado en cerca de 15 muestras internacionales.
CAMARADERÍA. Everardo González asegura mantener constante comunicación con los habitantes de la comunidad Cuates de Australia. LA PRENSA/Luis García CAMARADERÍA. Everardo González asegura mantener constante comunicación con los habitantes de la comunidad Cuates de Australia. LA PRENSA/Luis García
CAMARADERÍA. Everardo González asegura mantener constante comunicación con los habitantes de la comunidad Cuates de Australia. LA PRENSA/Luis García

Para el cineasta mexicano Everardo González, invitado a la segunda edición del Festival Internacional de Cine de Panamá, es más que habitual que el espectador caiga en el ya común malentendido de que crea que Cuates de Australia, el documental que presenta, sea una película sobre “amigos que van a Australia”.

Pero es, justamente, esa equivocación la que prendió el deseo de rodar durante tres años este trabajo en el estado de Cohauila, al norte de la república mexicana. Es ahí donde se ubica la comunidad Cuates de Australia.

“Saber de un lugar en el norte, muy llano, rural y ganadero que se llame Cuates de Australia me llamó la atención. Yo quería saber qué era, porque pensaba que era un rancho de avestruces. Era algo peculiar, y todo el mundo piensa que es en Australia. Es de esos sitios que uno ve perdidos en el mapa. Cuando me llevaron, ahí la imagen que detonó todo: la de un hombre acarreando agua de un estanque, y me enteré que era el agua de consumo de la población y los animales”, introduce González sobre el eje del que giran los habitantes de Cuates de Australia y su documental.

Antes de iniciar la filmación, el líquido vital en Cuates de Australia, cuando había, era según el realizador, mineralizado, estancado y totalmente contaminado.

Para indagar, residió ahí por seis meses para saber dónde estaba parado y qué simbolizaba cada una de las 100 personas de esa localidad. “Lo comparo con llegar a un barrio o a un colegio nuevo. El ajeno es uno, no la gente que se conoce. Quien tenía que aceptar las reglas del juego y la lógica era yo. Era yo quien tenía que entender, ninguno de ellos tenía por qué adaptarse a mí. Todos los seres humanos estamos rodeados de arquetipos, simbolizamos y representamos algo”, agrega.

RUMORES

Al principio, asegura, era aprensiva su presencia, con la obligación de ir entendiendo y aceptando lo que provenía de ellos. “Es un arte de seducción. Me gusta mucho depender de la gente, en este caso un campesino, que sea el que tenga la última palabra y sea quien determine si hago su película o no. La historia le pertenece a él”, dice González, y agrega que otro proceso fue que los protagonistas se acostumbraran al aparataje cinematográfico que conlleva rodar un documental.

“Mi presencia se llenó de rumores. Que yo iba a buscar mujer y me iba a llevar a sus hijos. Con el tiempo sabían qué estaba haciendo yo ahí”.

Durante la época de sequía, los habitantes de Cuates de Australia abandonaban su hogar cada año para ir en busca de agua y regresar después al iniciarse la temporada de lluvias. Sin embargo, luego del estreno “se logró que las autoridades se sensibilizaran y les perforaran un pozo por primera vez en su historia”, cuenta Evaristo. “Lo que hicieron fue perforar, ya que los pozos estaban muy profundos, y montar bombas para extraer agua subterránea. Eso les permite que tengan agua entubada de los pozos subterráneos y no dependan solo de las lluvias”.

Si crece la extracción de agua, dice, podrán construir canales y posibilitar el riego. “Hace una semana, en un rancho vecino, perforaron pozo. Una obra que no habían hecho en 60 años. Espero que llenen de agua los ranchos que están en Cuates de Australia”.

El público también se ha conectado con la película. “La sequía era un pretexto, era el punto disparador para hablar sobre nuestra posición en diferentes etapas de la vida en una sociedad primaria y la oportunidad de valorar las cosas materiales, porque si bien es un lugar pobre, no es miserable. No hay falta de amor ni de libertad”, reflexiona, sobre la enseñanza que Cuates de Australia dejó en él: aceptar que lo que se tiene al lado permite la felicidad y que de todos los conflictos que puedan darse, siempre existe la cercanía de la gente buena.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código