Cuidado con los refrescos

Tomar un refresco azucarado al día puede incrementar hasta un 22% el riesgo de padecer diabetes tipo 2, según refleja un estudio.

La relación entre el consumo de refrescos azucarados y las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 es directamente proporcional, según constata una investigación enmarcada en el consorcio InterAct, un subgrupo del estudio prospectivo europeo sobre dieta, cáncer y nutrición (EPIC).

En este trabajo, en el que ha participado el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), se analizó el consumo de zumos, refrescos azucarados y refrescos edulcorados artificialmente en 350 mil personas de varios países europeos. Para ello, los investigadores tuvieron en cuenta diferentes variables como el consumo de alcohol, el nivel educativo, el nivel de actividad física y si eran fumadores o no.

Los resultados muestran que por cada 336 mililitros de refresco azucarado al día, lo que equivale a aproximadamente una lata, aumenta hasta un 22% el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

No obstante, este porcentaje desciende hasta el 18% si también se contabilizan el resto de calorías ingeridas y el índice de masa corporal.

“Si alguien consideraba que un vaso o una lata al día era poco, estaba equivocado. El consumo ha de ser prácticamente excepcional”, destaca la doctora Dora Romaguera, primera autora del estudio.

La investigadora señala que, en función de los resultados obtenidos, este tipo de productos debería situarse “en la parte más elevada de las pirámides de alimentación y su consumo debería ser inferior a una vez a la semana”.

El estudio InterAct nació con el objetivo de investigar cómo algunos factores, como la genética o el estilo de vida, influyen en el riesgo de desarrollar diabetes y cómo el conocimiento sobre dichas influencias podría trasladarse a la acción preventiva.

La investigación se realizó en ocho países europeos: Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, Suecia, Dinamarca, España y Holanda, y se comprobó que el consumo de bebidas azucaradas es mayor en los del norte que en los del sur.

Pero, además del ámbito geográfico, este trabajo revela el perfil mayoritario del consumidor de refrescos azucarados: se trata de un hombre físicamente activo, de bajo nivel educativo, fumador y con una alimentación relativamente pobre en frutas y verduras, pero rica en carnes rojas y procesadas.

Sin embargo, los consumidores de zumo o néctar suelen ser mujeres jóvenes, físicamente activas, exfumadoras y con un mayor nivel educativo.

Asimismo, el índice de masa corporal y la circunferencia de cintura de las personas que toman habitualmente zumo o néctar son menores que los de aquellas que optan por los refrescos azucarados.

Sin embargo, la mayoría padece alguna enfermedad crónica y su patrón alimentario es muy similar al de los consumidores de bebidas azucaradas. Aunque InterAct es un estudio europeo, en Estados Unidos ya se habían realizado otros similares en los que se detectó un aumento del 25% en riesgo de padecer diabetes tipo 2 por cada bebida azucarada ingerida diariamente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código