Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

Cultura bajo tierra

En Madrid se promueve la cultura, en cada ocasión que se pueda, a varios metros bajo la tierra.

Temas:

Cultura bajo tierra Cultura bajo tierra

Cultura bajo tierra

Cultura bajo tierra Cultura bajo tierra

Cultura bajo tierra

Cultura bajo tierra Cultura bajo tierra

Cultura bajo tierra

Cultura bajo tierra Cultura bajo tierra

Cultura bajo tierra

Cultura bajo tierra Cultura bajo tierra

Cultura bajo tierra

Sin importar a cuántos metros bajo tierra se esté, leer un libro siempre es provechoso. Al menos así lo entiende el metro de Madrid, que desde hace meses desarrolla la campaña Libros a la calle, en la que invita a sus usuarios a leer extractos de importantes obras pegadas en sus vagones con el afán de despertar las curiosidades literarias.

Contrario a la política adoptada por el metro de Panamá, en Madrid se promueve la cultura, en cada ocasión que se pueda, a varios metros bajo la tierra. A la campaña de lectura se suman bibliotecas en las estaciones, paredes con concursos fotográficos, esculturas en las paredes, un muro habilitado para poesías cortas en alusión a los viajes y hasta una estación dedicada a Paco de Lucía, ídolo del flamenco.

La red del metro madrileño es administrada por el Consorcio Regional de Transportes de Madrid, que gerencia también buses y trenes ligeros en conjunto con el Estado, la comunidad de Madrid, los ayuntamientos correspondientes y la empresa privada.

Las iniciativas culturales que propone este consorcio no van a oídos sordos. Es frecuente ver en los vagones a decenas de viajeros ensimismados en un libro de papel o digital, o un comercial institucional en que cuentan qué tal el libro que les prestó la biblioteca, o pasar por la estación Legazpi y ver una hermosa rima a cuatro líneas.

“Para el metro de Madrid, el desarrollo de iniciativas culturales es fundamental como herramienta para mejorar la experiencia de viaje de nuestros clientes. Somos escenarios idóneos para el desarrollo cultural por la capacidad de difusión y visibilidad de nuestras instalaciones”, aseguró un portavoz del consorcio.

Añadió que el metro puede ser considerado como una extensión de la ciudad y que su espacio debe aprovecharse para exponer la cultura y el arte. “Creemos que la cultura puede mejorar la experiencia de viaje de nuestros usuarios, por ello fomentamos que nuestras instalaciones sean un lugar de desarrollo cultural”, dijo.

Cultura son tantas cosas

Si bien el arte es una de las formas más llamativas de establecer una política cultural, hay otras maneras de crear un espacio diferente en la mente colectiva.

Por ejemplo, el metro del Distrito Federal de México, que también promueve la lectura a través del préstamo de libros en sus estaciones, ha implementado una iniciativa para mejorar la salud de sus usuarios. Consiste en hacer 10 sentadillas para obtener un viaje gratis.

El metro de Medellín también ha procurado mejorar el físico de sus ciudadanos, y ha puesto en marcha un plan para que los viajes se hagan un poco en el tren y otro en bicicletas. Para ello, creó una cuadrilla que se paseó por las estaciones, bicicleta en mano, mostrando la forma correcta de ingresar a los vagones sin estorbar a los demás. Por supuesto, también ha desarrollado campañas artísticas y, en una ocasión, fueron pintados todos sus vagones con obras de Botero para promocionar una exhibición del pintor colombiano.

Cultura también es crear conciencia, y el metro de Madrid ha desplegado en todas sus estaciones afiches en los que promueve el orgullo gay. “El orgullo viaja en metro”, se titula el cartel que tiene como foto principal un tren con los colores del arcoíris.

“Desde el metro siempre hemos buscado estar muy en contacto con la cultura que se vive en nuestra ciudad y en nuestra región para hacernos eco de la misma”, explicó el representante del metro madrileño.

El transporte de la capital española también ha implementado utilizar su título en varios museos para recibir descuentos o montar exposiciones, instalar un museo arqueológico y presentar los restos paleontológicos de hace 13 millones de años y que fueron hallados durante unas obras de mejora del metro.

Mientras que en Panamá, la Secretaría del Metro aún no termina de deshacer los desvíos a los automóviles o de construir los accesos para personas con discapacidad, o de colaborar con la Contraloría para auditar los millones -miles de millones- que manejó una compañía brasileña cuyo presidente está detenido en Brasil. Cuestión de prioridades.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código