LA VOZ DE LA ACADEMIA

Diminutivos

El uso de algunos diminutivos plantea dificultades a los hablantes tanto en la formación como en la escritura.

Es norma general que el diminutivo conserve la vocal final de la palabra original, es decir, que palabras que terminan en -a hacen el diminutivo en -a (rama>ramita; ventana> ventanita) y las que terminan en -o conservan dicha terminación (dinero>dinerito; perro>perrito).

¿Dar una manita o una manito? Los diminutivos “manita” o “manito” alternan en expresiones como “Dar otra manita u otra manito de pintura”; “Ayúdame, dame una manito o una manita”; “La manita o la manito del bebé está lastimada”.

El Diccionario panhispánico de dudas informa que en América es mayoritario el uso de “manito” (con derivación de -o), mientras que en México y en España es más empleada la forma “manita”, que responde al género de la palabra mano.

Vale recordar el título del famoso poema infantil de Gabriela Mistral “Manitas”.

A propósito de la poetisa chilena, resaltamos también el título de otro de sus poemas infantiles “Piececitos”.

El DPD expresa: “Para el diminutivo, en España se usa siempre la forma piececito (o piececillo, piececico, etc.), mientras que en América es normal y frecuente la forma piecito”.

En Panamá, en efecto, es mucho más común piecito, sobre todo en contextos relacionados con calzados, zapaterías, ortopedias, modelaje, etc.

Por otra parte, en nuestro país contamos con los topónimos Coclecito, Brooklincito, Arraijancito, Alto Nancito, etc. Su escritura a veces presenta dudas a los usuarios.

Abundan los ejemplos en los que Coclecito aparece escrito con “s”. Sin embargo, vale recordar que las palabras terminadas en vocal acentuada forman el diminutivo agregando el sufijo -cito, -cita: café>cafecito; mamá>mamacita; ají>ajicito. Por ello, la escritura correcta de este topónimo será solo con c: Coclecito.

Lo propio ocurre con los sustantivos terminados en -n o en -r. (sillón>silloncito; balcón>balconcito; jaguar>jaguarcito; color>colorcito).

En los nombres propios, la formación de los diminutivos sigue las reglas aplicadas a los sustantivos comunes: Ivancito (-cito, de Iván); Teresita (-ita, de Teresa); Ramoncito (-cito, de Ramón).

Los sustantivos terminados en -z (pez, voz, nuez) se forman con el sufijo -cecito: pececito, vocecita, nuececita.

Son diminutivos cultos calentito (del adjetivo latino calentis) y lejitos (con s), aunque en la lengua general también se dan calientito (de caliente) y lejito (con elisión de la s).

Hay casos de dualidad, ambos válidos, en la formación de diminutivos, sobre todo aquellos que agregan el interfijo -ec-: viejecita/viejita; nuevito/nuevecito; panecito (panecillo)/pancito, aunque en el caso de Panamá los más usuales son los segundos.

Finalmente, los monosílabos (sol, flor) suelen agregar el interfijo -ec-: solecito, florecita.

La Academia dice: Debemos emplear los diminutivos, según las normas de la derivación o la sufijación, procesos suficientemente estables en la formación de palabras en nuestro idioma.

Más noticias de Vivir+

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código