Discotiendas en la era digital

En la ciudad capital quedan cinco tiendas especializadas en la venta de música de unas 35 que llegaron a existir.

Los buenos tiempos. Esos que quedaron atrás, esos que Néstor Jiménez prefiere no recordar. Su talante afable cambia cuando evoca los años dorados de su tienda Súper Discos. El hoy de su negocio sabe amargo cuando lo contrasta con el pasado.

Fontaine Bleu era el nombre que llevaba la discotienda, por la fuente azul que engalanaba aquel recoveco en la entonces popular Avenida Central. Hoy la fuente está en desuso, sin vida. Como si fuera un reflejo marchito del resto de la peatonal.

La discotienda de don Néstor está por cumplir cuatro décadas. Es sobrado el decano de los establecimientos en esa zona de la Central. Jiménez, de 69 años, ha visto pasar cualquier cantidad de negocios por los locales vecinos. Cerca queda un minisúper, una casa de empeño, un depósito y la entrada a un sótano oscuro y maloliente que parece tragarse al instante a quien por allí pase.

A Súper Discos se le identifica por los pósteres de artistas. Un Nino Bravo con mirada penetrante te recibe al entrar. La música también guía. ´Como una ola´, de Rocío Jurado, es la que se escucha. El local tiene unos 90 metros y 20 vitrinas repletas de discos compactos.

Solo hay un cliente, un señor como de seis décadas que mira sin prisa el universo discográfico. “Está bastante vacío...”, dice Jiménez espontáneamente. “No me fijo en ventas para que no me dé dolor de cabeza ver cuánto han bajado... El negocio está muy mal, pero aquí estamos...”, afirma, mientras la gente sigue su camino por la peatonal. En el fondo, José Luis Perales entona ´Un velero llamado libertad´. Más tarde, el micrófono lo tendría Ángela Carrasco con ´Quererte a ti´. Sí, el fuerte de la tienda de Jiménez son los éxitos románticos.

Súper Discos es una de las cinco discotiendas que quedan en pie en la ciudad en tiempos de iPods y canciones en la nube. También están Discoteca Sophy (Río Abajo), Discotienda Tamayo (Terminal de Albrook) y Volumen Brutal (Multicentro y Metromall).

Se han despedido Discolandia, Panamá Radio, Palacio Musical, Grecha, Music Masters, CD Buster, Mercado del Disco, El Puente y la cadena CD Place, que ahora forma parte de los departamentos de mercancía de AudioFoto, detallan María Sofía Escobar, dueña de Discoteca Sophy, y Jorge Luis Escobar, de Discos Tamayo.

A las bajas hay que sumar las siete sucursales que llegó a tener Sophy y nueve que tuvo Discos Tamayo en varias provincias.

Llegaron a existir unas 35 discotiendas durante el apogeo de las ventas musicales entre 1970 y 2000, cuando se empezó a sentir el efecto de la piratería.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código