Encefalitis, bajo la lupa

Científicos realizan un proyecto longitudinal para caracterizar el brote de encefalitis equina que ocurrió en el país en 2010.
Un total de 25 humanos se afectaron entre mayo y agosto de 2010 por Encefalitis Equina del Este y Venezolana. Un total de 25 humanos se afectaron entre mayo y agosto de 2010 por Encefalitis Equina del Este y Venezolana.
Un total de 25 humanos se afectaron entre mayo y agosto de 2010 por Encefalitis Equina del Este y Venezolana.

Los científicos que escribieron el artículo “Eastern Equine Encephalitis in Latin America”, publicado la semana pasada en la revista The New England Journal of Medicine, continúan manos a la obra. Su meta es escrudiñar detalles y caracterizar lo acontecido en el brote de encefalitis equina que ocurrió en Darién, Panamá y Colón entre mayo y agosto de 2010.

El Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES), centro que lideró el estudio, en conjunto con otras instituciones, realizan un proyecto longitudinal en este sentido.

La epidemia de aquella ocasión afectó en Panamá a 25 humanos: 13 fueron infectados por el Virus de Encefalitis Equina del Este (EEEV, por sus siglas en inglés), 11 casos con infección por el Virus de Encefalitis Equina Venezolana (VEEV) y un caso raro con infección simultánea de EEEV y VEEV. La mayoría de los afectados fueron menores de 10 años o mayores de 50. Tres afectados fallecieron.

PARTICULARIDAD

La encefalitis equina es un tipo de zoonosis transmitida por mosquitos a humanos y equinos que mantiene sus ciclos enzoóticos de transmisión entre mosquitos y roedores silvestres o aves, que son sus huéspedes naturales.

El infectólogo Néstor Sosa, director general del ICGES, explica que la mayoría de las personas picadas por un mosquito (del género Culex) infectado con el virus no desarrollan síntomas. “Sabemos que son pocos los afectados severamente, y muchas las personas que lo pueden tener”, explica el médico, quien afirma que actualmente el ICGES hace un proyecto para determinar el porqué de esto.

“Fuimos al lugar de la epidemia para obtener muestras de sangre de toda la población, y ver quiénes habían estado expuestos al virus y quiénes aún no, y hemos encontrado prevalencia de los anticuerpos en estas últimas personas, o sea que puede haber formas leves o asintomáticas de la enfermedad”.

Sosa afirma que con el estudio se espera determinar cuál es el reservorio de la EEEV en Panamá. “En Norteamérica, el ave es el reservorio. Aquí no sabemos cuál es todavía, suponemos que son las aves, pero no sabemos si pueden ser también los roedores pequeños, por lo que actualmente se estudia el ciclo vital”.

El infectólogo relata que como antes la EEEV no había afectado a humanos el interés era mucho menor. “Pero ahora que ya hemos tenido una epidemia en equinos y humanos, entonces obviamente sí se puede definir mejor el reservorio. Por ejemplo: si es un animal silvestre, que está cerca de los humanos, se debe evitar el contacto con esos animales. Actualmente se están capturando roedores y otros animales en el área de Darién para ver si están infectados con encefalitis equina, y estamos también capturando mosquitos, y haciéndole pruebas”.

Más noticias de Vivir+

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código