Estudian los manatíes en la cuenca del Sixaola

Se espera que los resultados de este trabajo apoyen iniciativas para la protección y conservación de estos mamíferos.
SIRENIO. Los manatíes son mamíferos marinos que nadan, lentamente, en aguas tropicales (ejemplar en Florida). NYT Images SIRENIO. Los manatíes son mamíferos marinos que nadan, lentamente, en aguas tropicales (ejemplar en Florida). NYT Images
SIRENIO. Los manatíes son mamíferos marinos que nadan, lentamente, en aguas tropicales (ejemplar en Florida). NYT Images

Un proyecto binacional para el estudio de los manatíes se desarrolla desde febrero de este año entre Panamá y Costa Rica en toda la cuenca del río Sixaola.

El Dr. Héctor Guzmán, biólogo marino del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (Stri), explica que el área de estudio comprende el Humedal San San Pond Sak en Panamá y el Refugio de Vida Silvestre de Gandoca-Manzanillo en el vecino país, así como una zona de influencia alrededor para evaluar tendencias en el cambio de uso de suelo que pudieran afectar o amenazar ambas áreas protegidas.

Guzmán, que trabaja en este proyecto con Mario Rivera de la Universidad de Costa Rica, destaca que, “definitivamente, la deforestación con fines agrícolas y la contaminación ya se observan latentes”, y que Changuinola está en el centro de toda la actividad y hay muchas comunidades indígenas en las cabeceras del río San San y Changuinola, que de una u otra forma podrían afectar.

Los manatíes son mamíferos marinos que nadan, lentamente, en aguas tropicales tranquilas y se alimentan de algas, pasto, bejuco y hojas de mangle. Entre sus principales amenazas están la polución y las colisiones con embarcaciones.

Hasta ahora han documentado la muerte de dos ejemplares, lo que preocupa a Guzmán, “porque se observa un potencial de aumento en el número de embarcaciones en el río sin ninguna regulación, particularmente de la velocidad”.

La población en estudio está emparentada con la que se encuentra en aguas del Canal de Panamá, ya que en 1964 fueron traídos de Bocas del Toro unos 10 manatíes para introducirlos en el lago Gatún, “con el objetivo utópico de usarlos como control de hierbas y lirios acuáticos”, como describe Guzmán, quien navega por el Sixaola en un bus acuático modificado, equipado con escáneres sonares de doble frecuencia e hidrófonos para ubicar a los sirenios, además de observar sus áreas de preferencia, especialmente las de alimentación y apareamiento.

El científico señala que estudios realizados por otros investigadores en 2006 han aportado información valiosa sobre la historia natural de esta especie localmente.

Se estima que entre 20 y 150 manatíes viven en el área, pero Guzmán opina que el tamaño de la población es menor. “Debemos esperar hasta que tengamos los 12 meses de muestreo para mejorar las estadísticas”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código