AMBIENTE

Floresta sagrada

La flor del árbol de caracucha se ha convertido en una insignia de más de una representación religiosa alusiva a la Semana Santa en varias regiones de Panamá.

Temas:

El origen del uso de la flor en estas festividades religiosas se remonta a tiempos coloniales. El origen del uso de la flor en estas festividades religiosas se remonta a tiempos coloniales.
El origen del uso de la flor en estas festividades religiosas se remonta a tiempos coloniales.

La flor de caracucha (Plumeria rubra, su nombre científico) no solo adorna jardines y avenidas de Panamá. En tiempos de Semana Santa su aroma y su vistosidad son los de mayor demanda en templos católicos de pueblos del interior.

Ya sea en forma de alfombra floral, los pétalos amarillos, rosados o rojos de la Plumeria rubra son los favoritos durante la celebración del Domingo de Ramos en La Villa de Los Santos y, en especial, para el Viernes Santo los pétalos blanquecinos son seleccionados para la confección de la denominada flor de Viernes Santo, una estructura gigante conformada por tres capas rellenas de decenas de caracuchas, las cuales son esparcidas al final de la procesión en el pórtico del templo, según atestigua la docente Fulvia Palma Henríquez, moradora del lugar y exmiembro, por dos períodos, del consejo parroquial de la iglesia de San Atanasio, declarada Patrimonio Histórico Nacional desde 1938 y primera fundación católica en Azuero en la época colonial.

En otras iglesias, como la San Juan Bautista de Antón, Coclé, miles de flores blancas de caracucha lucen ensartadas en hileras y cubren la superficie sobre la urna del Santo Sepulcro, donde reposa la representación del cuerpo de Jesús.

El origen del uso de la flor en estas festividades religiosas se remonta a tiempos coloniales. Palma Henríquez, de 80 años, conserva recuerdos de su niñez recolectando la preciada flor para ofrecerla en los rituales.

Precisamente su empleo en los actos sagrados ha generado el interés en la población por conservar la especie. “Toda familia en La Villa se preocupa por sembrar y mantener viva la caracucha en sus patios y fincas”, dice la docente.

El biólogo Jorge Ventocilla, en su libr o Animales y plantas de la ciudad de Panamá: una guía de 80 especies, dedica un capítulo al pequeño árbol de caracucha, también acuñado con el nombre de frangipani.

En su obra, Ventocilla se refiere a la tradición en Alanje, Chiriquí, donde mujeres y niños devotos hacen un gran adorno con los fragantes pétalos de la especie y este es colocado en la cabecera del santo Cristo Milagroso durante los oficios de la Semana Mayor.

La caracucha ligada a lo ceremonioso no se limita a Panamá. En Asia tropical, esta especie es incluida en actos para “agradar a los dioses”, detalla Ventocilla en su obra.

Marianne Akers, estudiosa de la flora nativa y voluntaria del Parque Municipal Summit, donde se conserva un frondoso ejemplar en suelo arcilloso, dice que en India recibe el nombre de “árbol de templo”, y es símbolo de la inmortalidad. “Lo consideran sagrado porque florece continuamente, aun sacando las raíces de la tierra”.

 

VEA: Caracucha: flor de Semana Santa

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código