En directo: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá Ver más

Il Coltello

Lo mejor de este establecimiento es la pizza Bacchu, el ´risotto´ de mariscos y la berenjena parmesana.

Los propietarios de Bacchu, de Costa del Este, abrieron este local de Obarrio hace ya unos meses. De amplia y moderna fachada, recibe uno la primera impresión que luego continúa con el decorado interior, en tonos blanco marfil y madera oscura, con una explosión de color en el collage de platos del bar, Como si Jackson Pollock hubiese dirigido bólidos de ragú y pesto sobre la pared.

+ info

Una recluta de turno pidió un batido de fresas, que vino con leche, mientras estudiábamos el menú, mucho más amplio de lo que imaginé. Con una sección de pizzas y otra de focaccias, nos decidimos por la pizza Bacchu, generosa (aproximadamente 14”) y con una de las costras más delgadas que he visto en PTY. Trajo salsa pomodoro, mozarella, serrano y arúgula, estos dos últimos añadidos a la salida del horno. Muy buena.

De las entradas frías, el carpaccio de res (hay, además, de salmón, pulpo o corvina) estuvo muy decente, y trajo un zigzag de mayonesa, y cerritos de arúgula, champiñones y parmesano, más un toque de pesto. Luego vino una “entrada caliente”, la berenjena a la parmesana, que no viene en formato pyrex. Más bien, es una torre de trozos de berenjena perfectamente tiernos, fior de latte y salsa pomodoro. Eso sí, es al tiempo, no caliente: digamos que un híbrido entre berenjena a la parmesana y ensalada caprese. Excelente.

Pasamos entonces a las pastas, y se pidieron la lasagna bolonese que estuvo buena pero no espectacular, y un risotto de frutos del mar que trajo básicamente langostinos y calamares, que aunque no fue hecho con arroz arborio, sino criollo, tuvo excelente consistencia; además estaba cremosito y muy bien sazonado, con toquecitos de hierbas y salsa pomodoro, que anunció su presencia por el color del risotto. Entre los platos fuertes, pedimos un pollo al limón que, para disgusto de una RdT, llegó tibio a la mesa. El acompañante fue un spaghetti pomodoro que estaba muy bien. A todas estas, la recluta insistía que la salsa le parecía ácida, pero a mí no, si se la toma dentro del contexto del plato juzgado. Pero la salsa del pollito estaba bien, y la pechuga a la plancha también. Finalmente vino una gigantesca entraña con papines al romero. La entraña estaba perfecta a término medio, y los papines tan buenos que dos RdT los decimaron. De postre, una panna cotta tiesa que eché para atrás (¡y nos la cobraron!) y un tiramisú decentón. Seré franca: la comida estaba rica, pero no espectacular, y los precios un poco altos, pero me imagino que aquí vienen por el ambiente (en una noche de viernes, comenzó a llenarse alrededor de las 9:00). Barra completa, lista de vinos. Dixit.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código