En directo: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá Ver más

Juntos Argerich y Barenboim

Los músicos argentinos recordaron sus primeros años y anunciaron su deseo de estrechar otra vez una relación artística.

Se encontraron por primera vez debajo de un piano en Buenos Aires, y más de medio siglo después Martha Argerich (72) y Daniel Barenboim (70) transitan juntos el camino de la fama. Por primera vez en casi dos décadas, los dos argentinos volvieron a presentarse juntos en un escenario, ella al piano y Barenboim al frente de la Orquesta de la Ópera Estatal (Staatsoper) de Berlín.

En una entrevista con la agencia DPA, celebrada en torno a una mesa en la cantina de la Filarmónica de Berlin, Barenboim y Argerich recordaron sus primeros años.

¿Cómo se conocieron?

Argerich: Yo creo que en la casa del señor Rosenthal. Pero a lo mejor antes, no me acuerdo.

Barenboim: Era la casa de un judío austríaco emigrado, un violinista amateur. Se hacía música de cámara los viernes. Él tocaba el violín y su mujer hacía un strudel de manzana extraordinario.

¿Ya tocaban juntos?

Barenboim: No, ahí jugábamos. Teníamos seis, siete años. Nos conocimos debajo del piano. Llegó el día en el que vos tocaste un estudio de Chopin a una velocidad impresionante, lo que ya entonces podías y lo que seguís haciendo hoy.

Argerich: ¿Y vos qué tocaste?

Barenboim: La segunda sonata de Prokofiev y el Concierto Italiano de Bach.

Dos niños prodigio. ¿Qué queda de eso?

Barenboim: El problema es que cuando uno es un niño, el instinto ocupa una parte demasiado grande, y con los años uno empieza a pensar. Y el peligro está en perder esa frescura, esa intuición.

Argerich: No conozco a nadie que tenga tanta frescura, tanta carga emocional y espontaneidad como vos. Cuando Daniel toca Mozart, es una cosa milagrosa, pasa algo diferente.

¿Es cierto que fue [el expresidente argentino Juan Domingo] Perón quien la mandó a Europa?

Argerich: Mi madre consiguió una entrevista con él y me llevó. Perón le consiguió un puesto en la Embajada en Viena a mi padre y así yo pude estudiar allá.

Y Perón le dijo: ´Hacenos quedar bien, piba´...

Argerich: Creo que dijo “ñatita”. Fue muy simpático. Lo interesante es que mi papá no era peronista, mi mamá quizás un poco. Mi mamá le sugirió a Perón que yo tocara para la Unión de Estudiantes Secundarios, la UES, peronista. Pero parece que yo puse una cara y él se dio cuenta, y le dijo a mi mamá: “Por supuesto que sí, señora”, pero por debajo de la mesa, de eso me acuerdo, me hizo un gesto con el dedo de que el asunto no iba. Eso me conquistó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código