Liberan a Happy Feet

Happy Feet, el pingüino emperador que perdió el sentido de la orientación y terminó en Nueva Zelanda, a 3 mil kilómetros de su hogar en la Antártida, fue devuelto ayer al océano.

El pingüino fue deslizado por un tobogán especial en la popa de un barco pesquero de investigación seis días después de partir de Wellington, donde fue tratado en el zoo tras ser hallado desorientado y desnutrido en la isla Peka Peka en junio pasado y se convirtió en una celebridad. Fue la primera vez en 44 años en que un pingüino emperador fue visto en Nueva Zelanda.

El ave marina fue liberada cerca de la isla Campbell. “Happy Feet necesitó un suave empujoncito para abandonar la seguridad que le ofrecía la jaula que fue su hogar durante seis días”, dijo la veterinaria Lisa Argilla.

El animal lleva consigo un rastreador por satélite y un microchip para que así sus fans en todo el mundo puedan seguirlo en los próximos meses en las webs www.wellingtonzoo.co.nz, www.sirtrack.com y www.ourfarsouth.org.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código