Manglares, vitales para la seguridad alimentaria

Al destruir los manglares se eliminan fuentes de ingresos y alimento, lo que incide en mayor pobreza y hambre.
VALOR. Los manglares son zonas de desove, crianza y desarrollo de juveniles de varias especies que sirven de alimento, y protegen la costa de inundaciones y tormentas. LA PRENSA/Archivo VALOR. Los manglares son zonas de desove, crianza y desarrollo de juveniles de varias especies que sirven de alimento, y protegen la costa de inundaciones y tormentas. LA PRENSA/Archivo
VALOR. Los manglares son zonas de desove, crianza y desarrollo de juveniles de varias especies que sirven de alimento, y protegen la costa de inundaciones y tormentas. LA PRENSA/Archivo

Que el lema de este año para el “Día Internacional de la defensa del ecosistema manglar”, celebrado ayer, sea “Soberanía alimentaria para los pueblos costeros” no es capricho ni casualidad.

La población mundial sigue en ascenso (ya hay más de 7 mil millones de habitantes) y paralelamente, la demanda por comida también crece, en detrimento de la calidad y cantidad de los recursos naturales (deforestación, sobrepesca, polución). Si se siguen reduciendo o destruyendo los recursos productivos, ¿cómo se alimentarán los 9.3 mil millones de humanos que se estima poblarán el planeta a mediados de este siglo?

En este aspecto, para unos 123 países tropicales y subtropicales, los ecosistemas de manglar son vitales, especialmente para las poblaciones costeras.

Los manglares son formaciones boscosas inundables, ubicadas en la zona intermareal cercana a las desembocaduras de cursos de agua dulce, donde crecen árboles tolerantes a la salinidad (mangles, palmeras, helechos, arbustos). Además de prestar servicios ambientales (almacenar carbono, producir oxígeno y leña, retener el exceso de agua de las lluvias evitando así inundaciones y proteger la costa de la erosión y las tormentas), en los manglares se encuentran muchas especies que sirven de alimento, como peces, camarones, cangrejos, concha negra, etc. Estos ecosistemas también albergan aves, reptiles y mamíferos, por lo que son de interés científico y turístico.

Se estima que a nivel mundial, los manglares aportan a la economía por recursos pesqueros alrededor de 167 mil 500 dólares por km2 anualmente.

Sin embargo, la tendencia global apunta a su degradación y destrucción mediante la contaminación, su conversión en granjas de camarones o zonas de siembra, y el desarrollo costero (urbanizaciones, hoteles, puertos).

Esta semana, la coalición Panamanglar, que agrupa a 19 ONG y 20 asociaciones comunitarias, celebró un foro sobre el tema, donde se planteó que en el país existe un relajamiento de las normas y una debilidad institucional para custodiar los ecosistemas de manglar.

Alida Spadafora, de la Asociación para la Conservación de la Naturaleza (Ancon), menciona que un estudio realizado en 2007 mostró que Panamá contaba con más de 1500 km2 de cobertura de manglar, la mayor parte de ellos en el Pacífico.

Pero, según la FAO, un 55% de los bosques de manglar de Panamá ha sido destruido desde 1969. Solo entre 1980 y 2005 se perdieron 80 mil hectáreas, y globalmente se ha perdido entre un 30% y 35%.

“Es importante que se entienda que hay una relación entre los manglares y la soberanía alimentaria”, indica Zuleika Pinzón, directora de la fundación MarViva. “Si se destruyen, se eliminan fuentes de ingresos y de alimento, y habrá más pobreza y hambre. Hacemos un llamado a las autoridades a velar por la conservación de estos ecosistemas y sancionar cuando sea necesario”, expresó.

Pinzón añadió que el ordenamiento territorial debe establecerse con la participación ciudadana. “Nos preocupa que se cambie la zonificación en áreas de manglares como los de Juan Díaz. Creemos que es posible tener puntos de coincidencia con los promotores de vivienda para la conservación, para que las casas sean seguras para las personas, y su inversión sea rentable”.

La necesidad de educar a los ciudadanos para que valoren los manglares, el cumplimiento de las leyes y la aplicación de multas, y un cambio de cultura para reducir la cantidad de basura que se produce y llega a los manglares y océanos, fueron otras de las conclusiones del foro.

OTROS DATOS

manglares de la bahía de chame.

Esta semana se publicó en Panamá la aprobación, por parte de la Autoridad Nacional del Ambiente, de una reducción de los límites de esta área protegida.

Más noticias de Vivir+

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código