Mascarillas, qué amigas

La mascarilla no se tiene que concebir como una solución de urgencia, sino que debe ser un tratamiento semanal.

Mantener la piel bonita e hidratada es responsabilidad exclusiva de su propietaria.

El actual ritmo de vida, el estrés, los malos hábitos alimenticios, la falta de sueño, los trastornos hormonales y las dietas ricas en grasa y azúcar ralentizan la regeneración celular, y aceleran el envejecimiento prematuro.

Para paliar el daño, las mascarillas acuden en auxilio de la piel y le aportan todos sus beneficios para que luzca en todo su esplendor.

A partir de los 30 años, “la piel empieza a perder su lozanía y surgen las primeras líneas de expresión. Es el momento de estudiarlas y conocer si se han producido por el desplome de la estructura de la piel, o bien por la contracción y la relajación de los músculos”, explica la esteticista Felicidad Carrera.

Ante este hecho, se deben tomar medidas y recurrir a la cosmética, sobre todo a los beneficios de las mascarillas, productos que poseen eficaces ingredientes que colaboran en la recuperación de la belleza.

“Cada zona del cuerpo necesita su mascarilla específica”, advierte Felicidad Carrera, quien asegura que se puede adquirir para “el rostro, los ojos, los labios, las manos, los pies o el cabello”.

A la hora de aplicarlas, como mínimo una vez a la semana, “resulta imprescindible limpiar la piel, y si es necesario, exfoliarla para retirar las células muertas. Así, los principios activos de la mascarilla penetrarán mucho más en la dermis y el resultado será mejor”, dice.

TIPOS

Las mascarillas tienen funciones distintas, dependiendo del tipo de piel y de la parte del cuerpo donde se aplique. Las más comunes son las de efecto calmante e hidratante, que resultan idóneas para restaurar las pieles dañadas por el sol u otros agentes medioambientales, además de aportar una capa protectora que ofrece sensación de confort.

Las nutritivas, ricas en vitaminas y oligoelementos, se encargan de aportar alimento a la piel y nutrirla; y las reafirmantes aportan un efecto lifting y trabajan para minimizar los signos de cansancio, fatiga y estrés.

Las diseñadas para combatir la contaminación tratan de iluminar la tez con aspecto triste, provocado por el humo del tabaco y la polución. Por su parte, las de efecto purificante se concentran en fundir la grasa y despejar los orificios pilosebáceos de suciedad e impurezas.

Las de efecto relajante tienen la misión de mitigar los daños provocados por los excesos de la noche o una larga jornada de trabajo. Tras su aplicación, la piel se renueva y ofrece un aspecto terso y liso. Para todo tipo de pieles, Felicidad Carrera recomienda mascarillas que otorgan un resplandor a la piel. “Son productos agradables y ofrecen sensación de frescor”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Abr 2017

Primer premio

1 2 0 3

ABCA

Serie: 10 Folio: 1

2o premio

9874

3er premio

6335

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código