Meta: erradicar la tuberculosis

El sexto Objetivo de Desarrollo del Milenio invita a detener la propagación de este diversas enfermedades graves, entre estas la tuberculosis.

La tuberculosis (TB), una infección causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis, enfermó en 2011 a cerca de 8.7 millones de personas; de estas alrededor de 1.4 millón falleció ese año, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo a la pediatra infectóloga panameña Ana Mabel Berríos de Álvarez, el lugar más común de la TB son los pulmones.

“Los síntomas más comunes son la tos crónica, fiebre prolongada, sudoración nocturna y pérdida de peso. Sin embargo, la infección puede ocurrir en casi cualquier parte del cuerpo y los síntomas varían de acuerdo con la localización de la infección”.

La especialista agrega que este mal se transmite cuando una persona respira aire contaminado con la bacteria. “El aire se contamina cuando una persona enferma de TB tose. Sin embargo, solo aproximadamente 20% de las personas expuestas adquieren la infección. Un contacto prolongado, especialmente en un lugar con mala ventilación, aumenta el riesgo de infección”, explica.

Una vez adquirida la infección –continúa Berríos de Álvarez– la mayoría de las personas desarrollan lo que se llama infección de tuberculosis latente (no tienen síntomas ni pueden transmitir la infección), y solo aproximadamente el 10% de las personas desarrollan la enfermedad.

Ciertas poblaciones tienen un riesgo más alto de desarrollar la enfermedad, incluyendo personas con el sistema inmune comprometido, personas infectadas con VIH, niños menores de cuatro años, ancianos, personas con algunas formas de cáncer, diabetes, malnutrición, entre otras, explica la especialista. “Puede ser extremadamente peligrosa, más en niños menores de cuatro años (más riesgo de meningitis por TB o de TB miliar o diseminada)”.

La OMS ha manifestado que la tuberculosis multirresistente es un gran problema que actualmente afecta la población mundial.

Sin embargo, la tasa de mortalidad por este mal bajó 41% entre 1990 y 2011.

Así mismo, los casos de TB en el mundo han disminuido anualmente, lo que nos acerca a cumplir el sexto Objetivo de Desarrollo del Milenio que propone detener la propagación de este mal de aquí hasta 2015.

MEDIDAS

La TB fármaco-susceptible puede ser tratada y curada, explica Berríos de Álvarez.

“El tratamiento consiste en una combinación de cuatro drogas específicas para la TB, por un tiempo prolongado (generalmente seis meses). El tratamiento debe ser monitorizado hasta el final. Si no se trata adecuadamente, la bacteria puede adquirir resistencia y es mucho mas difícil de tratar (6-8 drogas por 24 meses). Algunas cepas son tan resistentes que no existe un tratamiento efectivo y el porcentaje de mortalidad es muy alto”.

Para controlar su propagación, es necesario educar a la población en cuanto a la causa y la importancia de terminar el tratamiento aun cuando la persona no tenga ningún síntoma.

Así mismo, urge la detección y tratamiento de personas infectadas con TB pero que no tienen la enfermedad. “Esto se llama una infección de tuberculosis latente. Si estas personas son tratadas adecuadamente, se previene que desarrollen la enfermedad y que la propaguen a otras personas”.

Otra acción valiosa es lograr el entrenamiento de personal médico en cuanto al diagnóstico y tratamiento de la TB, sugiere.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código